Jesucristo ofrece paz en medio de los conflictos e inestabilidad actual, declaran los discursantes de la conferencia general

Durante el fin de semana de la conferencia general de abril de 2022, los titulares que se extendían por los sitios web de noticias globales parecían repetir el mismo grupo oscuro de palabras: Conflicto. Violencia. Contiendas.

Varios oradores de la conferencia general reconocieron los problemas del día, pero también acentuaron un mensaje de esperanza: declararon que la paz se encuentra en Jesucristo y Su evangelio.

En las cinco sesiones de la conferencia general, los líderes de la Iglesia aseguraron que los seguidores del Salvador pueden ser optimistas. Hay motivos para alegrarse. Pueden encontrar descanso de los miedos y encontrar la paz.

En su discurso del domingo por la mañana, el presidente Russell M. Nelson suplicó a sus oyentes “que hagan todo lo posible para poner fin a los conflictos personales que actualmente están causando estragos en sus corazones y sus vidas”.

La paz y el “impulso espiritual positivo”, agregó, se pueden construir siguiendo cinco acciones:

  • 1. Entre en la senda del convenio y permanezca allí
  • 2. Descubra el gozo del arrepentimiento diario
  • 3. Aprenda acerca de Dios y cómo Él obra
  • 4. Busque y espere milagros
  • 5. Acabe con los conflictos en su vida personal

El presidente Nelson también invitó a cada oyente a prepararse para la Pascua buscando poner fin a un conflicto personal con otro. “¿Podría haber un acto de gratitud más apropiado hacia Jesucristo por Su expiación i el perdón parece imposible en este momento, supliquen el poder a través de la sangre expiatoria de Jesucristo para que les ayude. Al hacerlo, les prometo paz personal y un aumento de impulso espiritual”.

Lea más: El presidente Nelson suplica que el conflicto termine y aumente el impulso espiritual positivo

Los asistentes entran a la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City el domingo 3 de abril de 2022.
Los asistentes entran a la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City el domingo 3 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Llegar a ser “como un niño” al emular al Salvador fomenta un cambio personal que define la paz, dijo el presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia, durante la sesión del sábado por la mañana.

La fe en Cristo conduce al arrepentimiento, lo que lo califica a uno para los dones del Espíritu Santo, como la guía y el consuelo. “El Salvador conoce las tormentas y los lugares seguros en [nuestro] camino para volver a morar con Él y nuestro Padre Celestial”, aseguró el presidente Eyring.

El Señor puede aliviar aflicciones tales como desafíos físicos, desafíos emocionales y aislamiento, testificó la hermana Reyna I. Aburto, segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro.

“Como seguidores pacíficos de Cristo, estamos esforzándonos por llegar a ser ‘un corazón y mente’ y ser humildes, sumisos, amables, fáciles de persuadir, llenos de paciencia y longanimidad, sobrios en todas las cosas, diligentes en guardando los mandamientos de Dios en todo tiempo, llenos de fe, esperanza y caridad y abundantes en buenas obras”, dijo ella.

Por medio de Cristo, uno se convierte en un pacificador: apagando todos los dardos de fuego del adversario, enseñó el élder Neil L. Andersen, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en su discurso de conferencia general.

Un pacificador a veces se queda callado en lugar de reaccionar impulsivamente. Otras veces, se necesitan acciones. Pero las acciones no tienen por qué ser antagónicas.

“Los pacificadores no son pasivos”, dijo el élder Andersen. “Son persuasivos a la manera del Salvador”.

Las líderes se paran al final de la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el domingo 3 de abril de 2022.
Las líderes se paran al final de la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el domingo 3 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

En su discurso del sábado por la mañana, el élder Eduardo Gavarret, Setenta Autoridad General, prometió que volverse al Salvador y permitir un “poderoso cambio de corazón” puede traer sentimientos de libertad, confianza y, sí, paz.

“Este poderoso cambio de corazón nos trae un sentimiento de libertad, confianza y paz. El cambio de corazón no es un evento; se necesita fe, arrepentimiento y un constante trabajo espiritual para que suceda. Se inicia cuando deseamos someter nuestra voluntad al Señor, y se materializa cuando hacemos y guardamos convenios con Él”.

En tiernos comentarios dirigidos a cualquier persona inquieta por la depresión o la desesperación, el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, prometió que la paz espera a quienes aceptan las “buenas nuevas” del evangelio de Jesucristo.

Y para cualquiera que esté considerando quitarse la vida, el élder Holland no escatimó sus palabras: “La ayuda está a su alcance, la ayuda de los demás y especialmente la de Dios. Ustedes son amados, valorados y son importantes. ¡Los necesitamos!”.

La esperanza y la paz también están disponibles para cualquier víctima de abuso, violencia u opresión, dijo el élder Patrick Kearon, de la Presidencia de los Setenta, en un discurso el sábado por la mañana.

La sesión del domingo por la tarde, 3 de abril de 2022, de la Conferencia General Anual Nº192 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Élder Juan Matute, Élder Estanislao Bedoya y José Villacís, Estaca Kennedy, Ecuador.
La sesión del domingo por la tarde, 3 de abril de 2022, de la Conferencia General Anual Nº192 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Élder Juan Matute, Élder Estanislao Bedoya y José Villacís, Estaca Kennedy, Ecuador. Crédito: Élder Juan Matute

“Pueden sobrevivir. De hecho, ya han sido rescatados.”

“Jesús ha vencido los abusos de este mundo para darles poder no solo para sobrevivir, sino que un día, a través de Él, superarlos e incluso vencerlos”.

La hermana Amy A. Wright, segunda consejera de la presidencia general de la Primaria, señaló que muchas personas están soportando vidas sin paz debido a relaciones rotas con Dios, con los demás o con uno mismo.

Pero la armonía espiritual y la reparación aguardan a todos los que buscan al Salvador. “No hay nada en su vida que esté roto que esté más allá del poder sanador, redentor y habilitador de Jesucristo”.

El élder Jörg Klebingat, Setenta Autoridad General, utilizó su mensaje del domingo por la tarde para prometer valor y paz a todos los que siguen a Cristo.

“Con el Salvador al mando y los profetas vivientes para guiarnos, ‘¿quién puede estar contra nosotros?’ Tengamos confianza, no pidamos disculpas, seamos valientes y no tímidos, seamos fieles y no temerosos mientras llevamos la luz del Señor en estos últimos días”

Lea más sobre la cobertura de la conferencia general de abril de 2022