En una entrevista exclusiva de alcance nacional, el élder Bednar llama al Templo de Washington D. C., “un lugar de luz, de paz”

Mientras que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se prepara para la casa abierta del Templo de Washington D. C. este mes, el élder David A. Bednar (en inglés) y el élder D. Todd Christofferson (en inglés) le concedieron a Ed O’Keefe de la cadena de noticias CBS un adelanto exclusivo del renovado edificio.  

La entrevista, en la cual también participaron la hermana Susan Bednard y la hermana Kathy Christofferson, se transmitió durante el domingo de Pascua en el programa “Sunday Morning” el 17 de abril.

El élder Bednar del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo que los servicios de adoración que se llevan a cabo en los sagrados templos Santos de los Últimos Días no son secretos, sino sagrados. “No hablamos de [los templos] de forma casual o con ligereza porque, para nosotros, [ocupan un lugar] central, son fundamentales y sumamente importantes para nuestra forma de vivir”.

La visita al templo termina en el salón celestial. “Este es una representación de nuestro hogar celestial”, dijo el élder Bednar. “Este es un lugar de luz, de paz”.

O’Keefe presentó el segmento, de cinco minutos de duración, hablando del emblemático templo que se puede ver desde la autopista de circunvalación de D. C.  

“Sus agujas se elevan más de 90 metros hacia el cielo”, dijo O’Keefe. “En la más alta un ángel de dos toneladas revestido de oro hace un llamado a los cielos con su trompeta. [El edificio] está revestido de mármol blanco de Alabama, para hacer juego con los otros monumentos de la capital del país”.

“Sin embargo, por décadas, ha sido una especie de misterio para los millones de personas que pasan por la autopista de circunvalación de Washington. Algunos, incluso, han llegado a compararlo con la Tierra de Oz”.

El élder Christofferson, también del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo que, ahora el público puede visitar el templo. “Espero que cada vez más lo veamos como [un lugar] mucho, mucho [mejor] que Oz”, dijo.

Esta será la primera vez que el público podrá visitar el templo desde su dedicación en 1974, la casa abierta destacará el emblemático templo Santo de los Últimos Días — el primero en construirse en la costa este de los Estados Unidos. El templo, el decimosexto en funcionamiento en aquel momento, se anunció en 1968 y fue dedicado seis años después por el presidente Spencer W. Kimball (en inglés).

Lea más: La oración dedicatoria del Templo de Washington D.C. (en inglés)

El templo de casi 15 000 m² está construido en un terreno de 21 hectáreas y sirve a 123 000 miembros de la Iglesia en Washington, D. C. y en los estados de Pensilvania, Virginia, Virginia Occidental y Maryland. Está ubicado a unos 16 km al norte del Capitolio de los Estados Unidos.

A la primera casa abierta del Templo de Washington D. C. asistieron 758 328 invitados, entre ellos Betty Ford, la esposa del presidente de los Estados Unidos de aquel entonces, Gerald Ford. Estas visitas dieron como resultado más de 75 000 referencias misionales.

Además del programa “Sunday Morning”, la cadena CBS también publicó un corto video en YouTube en el que el élder y la hermana Bednar hablan sobre el simbolismo de la sala de sellamientos del templo (en inglés) y en el cual también ofrecieron consejos matrimoniales. 

“Si Susan y yo nos paramos aquí y nos miramos en estos espejos, si yo miro a Susan y ella me mira a mí, se puede ver algo interminable”, dijo el élder Bednar. “Sin embargo, si solamente miro mis ojos en el espejo, y Susan mira solo a sus ojos, lo único que se puede ver es a uno mismo. Ese es todo el consejo matrimonial que alguien necesita.         

“Mientras yo mire a Susan y me preocupe por su tranquilidad y bienestar, todo funcionará bien, si ella hace lo mismo. Pero si soy egocéntrico y egoísta, entonces probablemente [las cosas] no funcionarán muy bien”.

Después de las visitas de los medios de comunicación y de los invitados especiales (VIP) esta semana, se celebrará la casa abierta para el público en general desde el 28 de abril al 11 de junio cuando las “puertas estarán totalmente abiertas” concluyó O’Keefe. Aquí puede hacer las reservaciones para las visitas.