El élder Bednar habla acerca del Templo de Washington D.C.: “No solo se trata de este edificio”

KENSINGTON, Maryland — Con sus seis torres doradas que se elevan hacia el cielo por encima de Capital Beltway, el Templo de Washington D.C. se ha mantenido como un hito icónico en esta área durante el último medio siglo.

El edificio de casi 15 000 m² se asienta sobre 52 hectáreas y está revestido con mármol blanco de Alabama. Las personalidades de la radio lo utilizan para identificar problemas de tráfico. Millones han visto el edificio prominente e imponente, ubicado a solo 10 millas del Capitolio de los Estados Unidos en el Distrito de Columbia.

Sin embargo, cuando los medios se reunieron el lunes 18 de abril para ver el templo recién renovado, el élder David A. Bednar no se centró en la prominencia o estructura del templo.

“Esperamos que lo que aprendan hoy no sea solo sobre este edificio, cómo se construyó y cómo se renovó”, dijo a los representantes de los medios locales y nacionales reunidos en el centro de visitantes del templo. “Pero para nosotros, lo más importante es cómo cambia nuestro corazón a medida que aprendemos acerca de Dios, amamos a Dios y servimos a nuestros hermanos y hermanas”.

El templo, el decimosexto de la Iglesia en funcionamiento y el primer edificio sagrado Santo de los Últimos Días construido en el este de los Estados Unidos, cerró en 2018 para actualizar los sistemas mecánicos y eléctricos, renovar los acabados y el mobiliario, y mejorar los terrenos.

El élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Susan Bednar, son entrevistados en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
El élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Susan Bednar, son entrevistados en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

La renovación y rededicación del templo marcará la primera vez que el público podrá recorrer el templo desde una jornada de puertas abiertas similar justo antes de su dedicación en 1974.

El élder Bednar y el élder Gerrit W. Gong, ambos del Cuórum de los Doce, participaron en un evento para los medios con la hermana Sharon Eubank y la hermana Reyna I. Aburto, las dos consejeras de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, y otros líderes comunitarios y religiosos.

En una entrevista exclusiva de alcance nacional, el élder Bednar llama al Templo de Washington D. C., “un lugar de luz, de paz”

Tres preguntas

El élder Bednar compartió tres preguntas que esperaba que sirvieran de marco para la jornada de puertas abiertas.

¿Qué es el templo? “El templo es un lugar santo y un espacio sagrado”, dijo. “Es un punto de intersección entre nuestra vida aquí en la Tierra y la eternidad. Un templo es una casa de oración, una casa de paz, una casa de aprendizaje. Un templo es la Casa del Señor”.

¿Qué hacemos en un templo? “Aprendimos sobre la naturaleza, los atributos y el carácter de Dios”, dijo el élder Bednar. “También aprendemos sobre el plan de felicidad de Dios, el poder redentor de Jesucristo y el propósito de la vida. Hacemos promesas sagradas de amar a Dios y servir a los demás”.

¿Por qué construyen templos? Tan hermosos como son los templos, “los templos no se tratan de la construcción. Un templo es un testimonio de la inmortalidad del alma humana”, dijo el élder Bednar. “Construimos templos para que las bendiciones notables estén disponibles para los miembros de nuestra Iglesia y las comunidades donde se construyen estos templos. Y a través de las cosas que aprendemos acerca de Dios y Jesucristo, y las promesas que hacemos de amar y servir, nuestros corazones se vuelven del yo a Dios y son transformados”.

De izquierda a derecha: La hermana Reyna Aburto, segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro; el gobernador de Maryland, Larry Hogan; Anne Golightly, directora de comunicaciones de la jornada de puertas abiertas del Templo de Washington D.C. de la iglesia; el élder David A. Bednar, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles; el reverendo Amos Brown de la Tercera Iglesia Bautista de San Francisco; el élder Gerrit W. Gong, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles; y la hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, en una conferencia de prensa en el templo de Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
De izquierda a derecha: La hermana Reyna Aburto, segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro; el gobernador de Maryland, Larry Hogan; Anne Golightly, directora de comunicaciones de la jornada de puertas abiertas del Templo de Washington D.C. de la iglesia; el élder David A. Bednar, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles; el reverendo Amos Brown de la Tercera Iglesia Bautista de San Francisco; el élder Gerrit W. Gong, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles; y la hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, en una conferencia de prensa en el templo de Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Líderes comunitarios

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, dijo que estaba agradecido de participar en la “maravillosa celebración de la fe, la comunidad y el compañerismo”.

El gobernador agregó: “Desde 1974, este increíble templo con sus hermosas torres imponentes ha sido un hito icónico en el horizonte de Maryland a lo largo de Capital Beltway, y ha sido un faro de esperanza para los más de 40 000 habitantes de Maryland que son miembros de esta Iglesia”.

Dijo que, en 2015, el estado de Maryland se comprometió a trabajar con la Iglesia para promover el voluntariado y el servicio. Esos esfuerzos se expandieron a una nueva iniciativa Sirve Ahora el año pasado, agregó. “Al trabajar junto con la Iglesia, hemos aprovechado la compasión y la generosidad de la gente de Maryland”.

La hermana Reyna I. Aburto, segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
La hermana Reyna I. Aburto, segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Un viaje especial

La hermana Aburto habló de la necesidad de tener una recomendación antes de entrar al templo.

“Para que quede claro”, explicó, “no es que queramos dejar fuera a la gente. Es solo que se necesita un viaje especial para estar aquí. Y este es un viaje de cambio, un viaje de devoción y de amor”.

El templo también ha pasado por un viaje de cambio, dijo ella. “Nuestro templo ha sido remodelado y renovado, y la estructura ha sido reforzada”, dijo.

Esta es una metáfora para representar la creencia de la Iglesia en el cambio, agregó. “Creemos que las personas también pueden renovarse, que nuestros corazones pueden cambiar al dedicar nuestra vida a amar y servir a los demás.

“Les damos la bienvenida a todos los que vinieron porque tienen preguntas o dudas. También damos la bienvenida a todos los que están aquí porque saben que todavía hay paz en un mundo atribulado”.

El reverendo Amos Brown de la Tercera Iglesia Bautista de San Francisco habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
El reverendo Amos Brown de la Tercera Iglesia Bautista de San Francisco habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

‘Demos gracias a Dios’

El reverendo Amos Brown dijo que está “orgulloso como un pavo real, feliz como una hiena y eufórico como un elefante” por participar en el evento de prensa de puertas abiertas del templo.

“De hecho, es un templo magnífico y hermoso”, dijo. “Es un testimonio de los arquitectos, artesanos, trabajadores cuyas manos lo construyeron hace unos 50 años y de aquellos cuyas manos han restaurado su belleza”.

Sin embargo, la verdadera belleza de un templo no radica en lo que puedes ver, dijo. “Reside en lo que no puedes ver en los corazones de aquellos que adorarán aquí y recibirán bendiciones”.

En los Santos de los Últimos Días, Dios ha encontrado una comunidad de fe, dijo el Reverendo Brown.

“En nuestro mundo actual, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días escuchó la palabra de Dios registrada en Isaías y dijo: ‘Aquí estoy’”.

El reverendo Brown cerró pidiendo a los asistentes al evento para los medios que “alaben a Dios y den gracias a Dios por este templo”.

Más importante aún, agregó, “demos gracias a Dios por las personas que tienen en sus corazones el amor de Jesús”.

La hermana Sharon Eubank, de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, es entrevistada durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
La hermana Sharon Eubank, de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, es entrevistada durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Publicar la paz

La hermana Eubank, de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, dijo que la obra del templo es “la obra de Dios realizada por personas que quieren publicar la paz”.

También directora de Latter-day Saint Charities, la hermana Eubank dijo que ha visitado lugares en el mundo que no están en paz. “Necesitan mucho”, agregó. “Parte de eso se puede hacer con donaciones. Pero la mayor parte de eso debe hacerse mediante las formas en que las personas pueden cambiar sus corazones, para sentir que somos verdaderamente hermanos y hermanas bajo la paternidad de Dios, y que podemos tratarnos unos a otros de diferentes maneras.

“Incluso si no estamos de acuerdo en muchas cosas, aún podemos tener esa dignidad eterna de que somos literalmente hermanos y hermanas, y el templo es el monumento a eso. Son los corazones de las personas los que cambian y marcan la diferencia”.

Vea fotografías actuales e históricas del Templo de Washington D.C.

Batchlor Wise Johnson IV, estudiante de BYU, dijo que estaba encantado de participar en el día de los medios. Dijo que, aunque es difícil de articular, las preocupaciones del mundo desaparecen cuando entra al templo. “No hay una sola cosa por error en el templo”, dijo.

Batchlor Johnson IV es entrevistado en el Centro de Visitantes del Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
Batchlor Johnson IV es entrevistado en el Centro de Visitantes del Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Planea compartir en las redes sociales sobre la santidad del templo y su testimonio del trabajo realizado allí.

Kisha Sogunro, subdirectora de alcance en el noreste de América del Norte de la Iglesia, dijo que ella también espera que la gente “venga y vea, venga y disfrute” del templo.

“Entra y aprende las cosas que el templo puede ofrecer y ven y siente la paz y siente el amor de Dios. Esa es la cualidad única que une a todos en el templo: sentir el amor de Dios y sentir paz”.

Un lugar sagrado de paz

El élder Gong dijo que pasar tiempo en los terrenos del templo es un regreso a casa para él. Durante 20 años su familia vivió en la zona, dijo. “Entraba y salía del trabajo, escuchaba los informes en la radio que daban la situación del tráfico cerca del Templo de Washington D.C. Hoy dejamos atrás la hora pico y llegamos a un lugar de paz”.

El élder Gong invitó a la congregación a preguntar a sus vecinos y amigos, a sus socios comerciales y a otras personas que conozcan sobre el templo de Washington D.C.

El élder Gerrit W. Gong, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
El élder Gerrit W. Gong, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante una conferencia de prensa en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Escucha mientras te cuentan sobre la conexión, la comunidad, la comunión, la compasión, el pacto y Jesucristo”, dijo.

El mundo de hoy está ocupado, es ruidoso y, con demasiada frecuencia, está polarizado, agregó el élder Gong. “Sin embargo, Dios nos ofrece a cada uno de nosotros un lugar sagrado de paz, sanación y propósito donde podemos conectarnos con el cielo, donde podemos conectarnos entre nosotros y donde podemos conectarnos con nuestro ser más noble y verdadero”.

Lea más: Cómo la casa abierta del Templo de Washington D.C. inspiró visitas a sitios y eventos sagrados de otras religiones

La lluvia cae mientras los líderes Santos de los Últimos Días realizan recorridos para los miembros de los medios de comunicación en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022.
La lluvia cae mientras los líderes Santos de los Últimos Días realizan recorridos para los miembros de los medios de comunicación en el Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el lunes 18 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News