Senadores, jueces de la Corte Suprema y embajadores visitan el renovado Templo de Washington D.C.

KENSINGTON, Maryland — En esta área del mundo donde se cruzan las culturas, las ideas, los negocios y la política, el icónico Templo de Washington D.C., ha atraído la atención de millones de personas que conducen por Capital Beltway durante las últimas cuatro décadas y media.

Ahora, los líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tienen un mensaje para todos ellos: Vengan y vean el templo.

Esa lista de dignatarios incluía a miembros del Senado de los Estados Unidos, embajadores, numerosos líderes religiosos y comunitarios y varios jueces de la Corte Suprema.

Washington, D.C., es un centro mundial, con personas de todo el mundo, que vienen por negocios u otras razones profesionales, dijo el élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles. “Así que, históricamente, este ha sido un lugar de reunión muy importante para que los Santos de los Últimos Días puedan adorar en el templo”.

Los automovilistas circulan por la autopista Capital Beltway con vistas al Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el domingo, 17 de abril de 2022.
Los automovilistas circulan por la autopista Capital Beltway con vistas al Templo de Washington D.C. en Kensington, Maryland, el domingo, 17 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Ahora la Iglesia tiene la oportunidad de compartir el edificio sagrado con aquellos que pueden sentarse en el salón celestial y sentir la paz del edificio sagrado. “Traemos a personas de todo tipo de orígenes religiosos y profesionales, pero durante unos minutos, independientemente de quiénes sean, de dónde provengan, se sientan en el salón celestial y se quedan quietos y creo que se les recuerda que hay un Dios”, dijo él.

Crédito: Gráfico de Church News

Marcando la primera vez que el público podrá recorrer el templo desde su dedicación en 1974, el periodo de la casa abierta destaca el templo icónico — el primer edificio Santo de los Últimos Días de este tipo construido en el este de los Estados Unidos. El templo, el decimosexto de la Iglesia en funcionamiento, fue anunciado en 1968 y fue dedicado seis años después por el presidente Spencer W. Kimball (en inglés).

El templo de 14 545 ㎡ se encuentra en 21 hectáreas y sirve a 123 000 miembros de la Iglesia en Washington, D.C.; Pensilvania; Virginia; Virginia Occidental y Maryland. Se encuentra a 16 kilómetros al norte del Capitolio de los Estados Unidos.

A la casa abierta original del Templo de Washington D.C. asistieron 758 328 invitados, incluyendo Betty Ford, esposa del entonces presidente de EE. UU. presidente Gerald Ford.

El élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, guio a varios jueces de la Corte Suprema de los Estados Unidos por el templo.

“Estos jueces excepcionalmente capaces fueron muy amables y receptivos — son ese tipo de personas, son buenas personas”, dijo el élder Cook. “Hacer que entiendan el templo y el papel del Salvador en nuestra vida y el papel de las familias en nuestras vidas y las ordenanzas [del templo] y poder compartir eso con ellos y contestar preguntas, eso es especial”.

El élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, guio a 16 senadores de los Estados Unidos a través de la renovada casa del Señor en la capital de la nación, recordando su tiempo en Washington, D.C., como joven asistente legal que ayudaba a un juez de distrito de los Estados Unidos durante Watergate (en inglés).

“[Yo les dije que] era una bendición para mí poder venir a este lugar, a este templo, y reorientar mi perspectiva hacia cosas más profundas, cosas eternas, hacia el significado de la vida”, dijo el élder Christofferson. “[Pensé] en todo lo que estaba pasando en Washington en ese momento y en mi trabajo y servicio con el juez y todo lo demás, en el contexto de por qué estamos aquí y de qué se trata todo esto, lo que debemos enfatizar en vida, y lo que podemos llegar a ser a pesar de toda la confusión o exigencias del momento”.

El élder Quentin L. Cook y su esposa, la hermana Mary Cook, posan con el juez adjunto de la Corte Suprema Neil M. Gorsuch, su esposa, Louise, sus asistentes legales y algunos de sus familiares, y el juez Thomas B. Griffith afuera del Templo de Washington D.C. el miércoles, 20 de abril de 2022.
El élder Quentin L. Cook y su esposa, la hermana Mary Cook, posan con el juez adjunto de la Corte Suprema Neil M. Gorsuch, su esposa, Louise, sus asistentes legales y algunos de sus familiares, y el juez Thomas B. Griffith afuera del Templo de Washington D.C. el miércoles, 20 de abril de 2022. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El élder Gerrit W. Gong, del Cuórum de los Doce, dijo que ha sido “una experiencia tremenda” invitar a la gente a que finalmente vengan y vean. “La respuesta ha sido muy cálida y acogedora, con muy buenas preguntas”, dijo él. El senador Ben Cardin de Maryland caminó por la casa del Señor. Dijo que todo sobre el templo era “muy impresionante”. También dijo que era bueno alejarse del bullicio diario y hacer una pausa para reconocer lo que más importa.

Crédito: Gráfico de Church News

“Estoy muy contento de que esté ubicado en el estado de Maryland”, dijo Cardin sobre la Iglesia. “[El templo] es mucho más que la vista icónica que vemos en Beltway. … Somos una mejor comunidad gracias a su presencia”.

El lunes, varios embajadores también recorrieron la casa del Señor en Washington, D.C. Entre ellos estaba Jorge Argüello, embajador de Argentina en Estados Unidos. Disfrutó de la tranquilidad que encontró dentro de los salones sagrados del templo.

Es tan difícil encontrar paz y silencio en este mundo”, dijo Argüello.

El periodo de la casa abierta del Templo de Washington D.C. continuará hasta agosto. La información sobre los boletos para la casa abierta está disponible en dctemple.org.

Una inscripción que dice "La Casa del Señor" se muestra en el Templo de Washington D.C. de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Kensington, Maryland, el martes 19 de abril de 2022.
Una inscripción que dice “La Casa del Señor” se muestra en el Templo de Washington D.C. de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Kensington, Maryland, el martes 19 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Lea más cobertura del Templo de Washington D.C.