La nueva autoridad general obtuvo su testimonio mientras asistía al seminario antes de ser un miembro de la Iglesia

Un año de asistencia al seminario matutino durante su adolescencia — y antes de ser bautizado — condujo al élder Isaac K. Morrison a obtener un testimonio.

“Cuando el año escolar terminó, yo estaba listo para el bautismo”, dijo el élder Morrison, un ghanés recientemente sostenido como Setenta Autoridad General, a lo cual agregó que, en aquel momento, no había misioneros de tiempo completo asignados a ese barrio. “Los misioneros de estaca fueron los que me enseñaron. Me encantaba. Sabía que el Libro de Mormón era verdadero; tuve la oportunidad de estudiarlo durante un año entero en seminarios. Yo estaba preparado”.

Se bautizó el 5 de marzo de 1995, cuando tenía 17 años.

El camino que lo llevó al seminario matutino había comenzado el año anterior cuando se fue a vivir con un tío para asistir a la escuela secundaria, ya que sus padres estaban pasando por algunas dificultades financieras. “Mi tío, que es un miembro de la Iglesia, ofreció pagar mis [estudios] secundarios. Así que me fui a vivir a la casa de mi tío”, dijo el élder Morrison. “En África, tenemos esta cultura de inclusión; es común que los sobrinos y sobrinas vivan con tíos y tías”.

El joven Isaac Morrison y sus padres eran miembros de otra iglesia cristiana. “Mis padres eran personas maravillosas. Nos enseñaron a ir a la iglesia”.

Después de que el adolescente se mudara, “mi tío me pidió, cariñosamente, que dedicara un tiempo para visitar su iglesia. Así que lo hice. Los domingos asistía a la iglesia con ellos y después, iba a mi propia iglesia”.

Su tío, tía y primos fueron buenos ejemplos de las enseñanzas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. “Me gustaba la forma en que se comportaban. Ellos oraban juntos todas las mañanas”.

Un maestro de seminario invitó al joven a las clases de seminario matutino, a las 5:00 de la mañana y, aunque no era miembro de la Iglesia, lo nombraron presidente de la clase. El tema de ese año era el Libro de Mormón.

Una vida colmada de llamamientos

Veintisiete años después de culminar ese curso de seminarios y bautizarse, el élder Morrison, de 44 años, fue uno de los seis nuevos Setentas Autoridades Generales sostenidos durante la conferencia general de abril de 2022.  

Élder Isaac K. Morrison, de los Setenta.
Élder Isaac K. Morrison, de los Setenta. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El élder Morrison fue llamado como presidente de estaca en 2012 (en inglés), cuando tenía 34 años; como Setenta de Área en 2018 (en inglés), a los 40 años; y como presidente de la Misión Ghana Costa del Cabo en 2020, a los 42.

“Creo que el Señor nos ha bendecido con un corazón creyente y también con una mente inquisitiva. No sé cómo funcionan las dos cosas juntas, pero el Señor me ha bendecido. Él ha sido muy misericordioso al prepararme para pasar de un punto a otro, [pero] tengo que permitirle que me prepare. Cada asignación llegó en el momento que menos la esperaba”, dijo el élder Morrison.

“Tengo que confiar en el Señor y no en mis propias capacidades [ya que] tengo mis debilidades. Eso es lo que las escrituras nos dicen en Éter 12:27. Como creo en el Salvador Jesucristo, [veo que] esta es mi oportunidad de servir”.

Después de la Universidad, pero antes de su misión, el élder Morrison cumplió con el programa nacional de un año de servicio obligatorio en Ghana, enseñando ciencias en la escuela secundaria. 

Al concluir su misión, enseñó en el Centro de Capacitación Misional de Ghana y entonces comenzó una carrera de 15 años como empleado de la Iglesia — como gerente de instalaciones, con responsabilidades en las naciones de Togo, Benín, Sierra Leona y Liberia; como gerente de operaciones y mantenimiento del Área África Occidental; como gerente de área para la administración de materiales; y más recientemente como líder y gerente de apoyo en la oficina del Área África Occidental, en Accra, Ghana.

Durante los dos años de servicio del élder Morrison como Setenta de Área, la mayor parte de sus asignaciones fueron en Liberia y Sierra Leona; aproximadamente un fin de semana de por medio tomaba un avión para ir a alguno de esos países. “Estas personas — de Liberia y Sierra Leona — forman parte de mí; las amo”. También pasó mucho tiempo en esos países como gerente de instalaciones.

El élder Neil L. Andersen, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saluda al élder Isaac K. Morrison, Setenta Autoridad General, antes de la sesión del domingo por la tarde de la Conferencia General Anual N° 192 el 3 de abril de 2022.
El élder Neil L. Andersen, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saluda al élder Isaac K. Morrison, Setenta Autoridad General, antes de la sesión del domingo por la tarde de la Conferencia General Anual N° 192 el 3 de abril de 2022. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Algo más en la clase de seminario matutino

Fue en la clase de seminario matutino (en la que el élder Morrison obtuvo su testimonio) donde conoció a Hannah Nyarko, la futura hermana Morrison. Él tenía 17 años y ella 16. “Ella era muy inteligente y hacía comentarios muy buenos. Realmente la admiraba. Eso me dio el empujón para querer estudiar más”.    

Ambos crecieron en Takoradi, una ciudad en la costa atlántica del suroeste de Ghana. Ella se había unido a la Iglesia cuando tenía 14 años.

Al finalizar la clase de seminario a las 6 de la mañana, se iban a sus respectivas escuelas secundarias, las cuales eran para varones o para niñas. Después de graduarse, él comenzó a asistir a la Universidad Técnica de Takoradi, un año antes que ella.

Ella planeaba servir una misión y también se había fijado la meta de casarse en el templo con un misionero retornado.

“Yo quería casarme con esa chica algún día, pero no estaba considerando [servir] una misión”, dijo el élder Morrison. “Así que, un día fui [a ver] al obispo y le dije, ‘Quiero ir a una misión’”. 

Misiones, casamiento, familia

La hermana Morrison, en aquel entonces Hermana Nyarko, sirvió en la Misión Lagos Nigeria y, cuando ésta se dividió, pasó a la Misión Ibadan Nigeria. El élder Morrison, por su parte, sirvió en la Misión Port Harcourt Nigeria y en la Misión Uyo Nigeria.

Se escribían de vez en cuando, pero una carta podía tardar hasta un mes en llegar de un lugar a otro. Ella terminó su misión aproximadamente un año antes que él, y él terminó la suya en marzo de 2004; “[Cuando] llegué a casa le dije: ‘Y ahora, ¿cumplo con los requisitos?’”

Se casaron nueve meses después, en diciembre de 2004. En Ghana, eso se considera un noviazgo corto, dijo el élder Morrison, pero no me arrepiento. “Ha sido la mejor decisión. Yo amo a esa chica; ella es simplemente increíble”. Establecieron su hogar en Tema, Ghana, al este de Accra.

La hermana Morrison nació en Daboasi, Ghana, hija de John Augustus Nyarko y Kate Nyarko. Creció en una familia religiosa. Su padre era creyente, sin embargo, no estaba vinculado a ninguna religión. Su madre era quien llevaba a los niños a las reuniones de la iglesia.  

Los misioneros Santos de los Últimos Días inicialmente se pusieron en contacto con su padre. “Él escucho y asistió a las reuniones de la Iglesia con la familia y comenzó a poner en práctica lo que los misioneros le invitaban a hacer. Tenía mucho respeto por los misioneros y cumplió con todas las metas que le propusieron”.      

Toda la familia se bautizó, excepto un hermano menor de 8 años y otro mayor que no vivía con la familia. La hermana Morrison dijo que cuando empezó a asistir a las reuniones de los Santos de los Últimos Días le impresionó ver a las familias sentadas juntas y también, que las familias oraran juntas.

El éder Isaac Morrison y su esposa, Hannah, y sus hijos, Kelvin y Gilbert de la Estaca Ashaiman, Ghana, ven la sesión del domingo por la tarde de la Conferencia General Anual N°190, el 5 de abril de 2020.
El éder Isaac Morrison y su esposa, Hannah, y sus hijos, Kelvin y Gilbert de la Estaca Ashaiman, Ghana, ven la sesión del domingo por la tarde de la Conferencia General Anual N°190, el 5 de abril de 2020. Crédito: Victor B. Ukorebi

Desde sus estudios en la Universidad Técnica de Takoradi, la hermana Morrison tenía un negocio de pastelería y catering que ella misma dirigió hasta el llamamiento como líderes de misión.

Como madre, la hermana Morrison dijo que el estudio de “Ven, sígueme” desempeña un papel importante en su hogar. Los Morrison son padres de tres hijos, uno de 16 años y otro de 12. El más pequeño falleció cuanto tenía un año y medio.

Ella ha servido como presidenta de las Mujeres Jóvenes del barrio, maestra de la Sociedad de Socorro, consejera y asesora de la presidencia de las Mujeres Jóvenes del barrio, maestra de preparación para el templo, obrera de ordenanzas en el templo y maestra de seminario.       

Servir como compañera de un presidente de misión ha sido una bendición. Con respecto al nuevo llamamiento de su esposo dijo, “Realmente no sé muy bien lo que debo hacer, pero creo que el Salvador me va a enseñar”.     

Los Morrison dicen que su familia disfruta de las aventuras, entre ellas, viajar, visitar sitios históricos, jugar ping-pong y juegos de mesa. Los hijos juegan baloncesto y fútbol (que se conoce como soccer en los Estados Unidos). También cazan — lo cual en su zona significa usar trampas y hondas. El primer viaje de la familia a los Estados Unidos fue en 2016 para asistir a la conferencia general.

Aunque recibieron su educación en inglés, el élder y la hermana Morrison también hablan los dialectos fante y twi, al igual que muchos ghaneses.

Solo alrededor de un 10 % de los misioneros de la Misión Costa del Cabo Ghana son de ese país, además, ni el fante ni el twi se enseñan en el centro de capacitación misional. Sin embargo, muchos de los misioneros que no son ghaneses aprenden algo de uno o de ambos idiomas, pero cuando se encuentran en una situación compleja y necesitan ayuda con la interpretación, suelen llamar a la hermana Morrison por teléfono para pedirle ayuda.

Con la mirada puesta en el futuro

El élder Morrison dijo que él y su esposa apenas han dormido desde que se reunieron con el presidente Russell M. Nelson a través de Zoom el 2 de diciembre de 2021 cuando este le extendió el llamamiento al élder Morrison para servir como Setenta Autoridad General. “Lloré como un bebé”.

“Estamos sorprendidos por el amor que hemos recibido. … Nos han mostrado tanto amor, desde África, durante nuestros viajes [en Utah], y de los líderes de la Iglesia”, dijo el élder Morrison. “El Señor me ama, y lo menos que puedo hacer es amar a Sus hijos”.         

El élder Morrison señala que el Señor ama a todas las personas — sin importar de dónde vienen o su posición en la sociedad.

Está agradecido por las bendiciones que ha recibido al haber obtenido un testimonio. “Tengo la capacidad de creer, y la capacidad de cuestionar las cosas y entenderlas. Una vez que obtengo mi testimonio, soy inamovible” (Jacob 7:5).      

En cuanto a su próxima aventura, “sabemos que va a ser un proceso para nosotros. Confiaremos en el Señor para que nos muestre lo que debemos hacer”, dijo el élder Morrison.   

Información biográfica

Familia: Nació el 25 de noviembre de 1977, en Takoradi, Ghana, hijo de Joseph Kojo Morrison y Mary Efua Obua Sarfo. Él y su esposa, Hannah Nyarko, se casaron el 18 de diciembre de 2004, en Takoradi y se sellaron en el Templo de Accra Ghana tres días después. Ellos tienen tres hijos.

Educación: Tiene un diploma en construcción de edificios de la Universidad Técnica de Takoradi; una licenciatura en gestión de operaciones y proyectos del Instituto de Gestión y Administración Pública de Ghana; y una maestría en gestión estratégica y liderazgo de la Universidad de Ciencia y Tecnología Kwame Nkrumah.

Empleo: Ha trabajado para la Iglesia en varios puestos desde 2004, más recientemente como líder y gerente de apoyo en la oficina del Área África Occidental, en Accra, Ghana.

Servicio en la Iglesia: Sirve como presidente de la Misión Costa del Cabo Ghana. Entre sus llamamientos anteriores se incluyen, Setenta de Área, presidente de estaca, consejero de la presidencia de estaca, obispo, consejero de obispado, presidente del Cuórum de Élderes, maestro de doctrina del evangelio, maestro de seminario y misionero en las misiones de Nigeria Port Harcourt y Nigeria Uyo.