“Nunca olviden lo que sintieron”, dice el élder Stevenson a los santos en Río de Janeiro

RÍO DE JANEIRO, Brasil – Un mensaje constante que escucharon los miembros y líderes de la Iglesia este fin de semana fue claro. La obra no está terminada.

Después de la última sesión de dedicación del templo más nuevo de la Iglesia el domingo, el élder Gary E. Stevenson se hizo eco de ese mismo sentimiento.

“Los templos conectan a las familias celestiales y los templos conectan a las familias terrenales”, dijo el élder Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles.

Sentado junto a la piedra angular del templo recién dedicado, el élder Stevenson miró a las personas reunidas en los terrenos del templo.

“Es increíble, ¿verdad? Basta con mirar a las personas”, dijo mientras los miraba.

Lea más: El élder Stevenson dedica el Templo de Río de Janeiro — el octavo templo de la Iglesia en Brasil

Los santos aún estaban reunidos más de una hora después de la conclusión de la última sesión de la dedicación. Lloraban juntos. Se reían juntos. Estaban planeando juntos las visitas al templo.

¿Y qué les dijo el élder Stevenson a todos ellos después de todo lo que han pasado para ver que este templo finalmente está listo para que sirvan en él?

“Nunca olviden lo que sintieron hoy”, dijo él.

“Amamos a nuestros vecinos. Amamos a nuestras familias. Compartimos con ellos. Los invitamos”, dijo él. “Pero venir al templo no puede ser tan conveniente que nos olvidemos de hacer planes para ir al templo”.

El élder Joni L. Koch, segundo consejero de la presidencia del Área Brasil, dijo que espera que las personas reconozcan lo importante que fue el día de hoy en la historia de la ciudad de Río de Janeiro.

“Este momento fue más importante que los Juegos Olímpicos o la Copa Mundial”, dijo él. “Fue más grande que cualquier cosa en los 500 años de historia de la ciudad”.

El élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saluda a los jóvenes en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022.
El élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saluda a los jóvenes en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Continúa el crecimiento sin precedentes

El templo de São Paulo fue el templo N.°17 de la Iglesia. Hoy en día, más de 171 están en funcionamiento.

El élder Stevenson señaló que esto significa que durante la vida del apóstol más joven, el élder Ulisses Soares, los templos han aumentado diez veces más en cantidad  de lo que eran cuando el élder Soares asistió por primera vez al templo como joven misionero.

“Durante la vida del élder Soares, la Iglesia en Brasil ha crecido de 20 000 miembros a más de 1.4 millones, de una estaca a más de 280, de un templo a 16 dedicados o anunciados”, dijo él.

Brasil “es una parte importante de la viña del Señor”, continuó el élder Stevenson. “Son personas temerosas de Dios. Son personas que aman al Señor, que aman a Jesucristo”.

Amar, compartir e invitar en ambos lados del velo

El élder Joni L. Koch; el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, el élder Carlos A. Godoy y el élder Benjamín De Hoyos posan en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022.
El élder Joni L. Koch; el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, el élder Carlos A. Godoy y el élder Benjamín De Hoyos posan en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Con tres docenas de misiones y una fuerza misional en crecimiento una vez más tras las interrupciones del COVID-19, Brasil está preparado para una oleada de nuevos miembros que se unirán a la Iglesia y se beneficiarán de los ocho templos en el país.

La obra realizada para llevar a las personas vivas a una comprensión del evangelio de Jesucristo y la obra realizada para ayudar a los que están al otro lado del velo es una obra similar, dijo el élder Stevenson.

Esta obra se refleja en las responsabilidades divinamente señaladas de unir a las familias por la eternidad e invitar a todos a recibir el evangelio, dijo él. Lo que facilita el progreso en el camino del convenio.

El élder Stevenson dijo que es importante que los santos de todo el mundo recuerden la invitación del presidente Russell M. Nelson de programar tiempo en el templo.

“Asistir al templo nos aleja de las cargas y preocupaciones del mundo”, testificó el élder Stevenson. “A menudo digo que, si entramos, podemos dejar el mundo fuera durante el tiempo que estemos dentro. Podemos desvincularnos completamente del mundo porque acabamos de entrar a la casa del Señor donde el tiempo casi se detiene”.

La conexión entre Japón y Brasil

El élder Stevenson y su familia sirvieron en diferentes asignaciones en Japón durante siete años, además de los dos años en los que sirvió en Fukuoka como joven misionero.

Es posible que los idiomas japonés y portugués que se hablan en Japón y Brasil no tengan muchas conexiones, pero los dos países sí las tienen, dijo el élder Stevenson.

“Lisa y yo llegamos a amar a Brasil en multitud de ocasiones mientras servíamos en Japón”, dijo él.

Mientras servían como líderes de la Misión Japón Nagoya, tenían cuatro unidades de habla portuguesa en los límites de la misión.

“En cualquier momento, podíamos tener de 20 a 25 misioneros que hablaban portugués”, dijo él. “Durante ese periodo de tiempo, nos acercamos a muchos brasileños y a sus familias.

Él dijo que los misioneros disfrutaron de un gran éxito enseñando a los brasileños que vivían y trabajaban en Japón.

Un testimonio del Salvador

El élder Stevenson compartió su testimonio por última vez antes de retirarse del templo.

“Como apóstoles, tenemos la responsabilidad de testificar de Cristo”, dijo él.

“Jesucristo es el Hijo del Dios viviente. Él nació por nosotros. Su sufrimiento fue por nosotros. Su crucifixión fue por nosotros. Su Resurrección fue un regalo para nosotros. Todo ello constituye su expiación por nosotros”.

En una ciudad visitada por casi dos millones de personas cada año para ver la estatua del Cristo Redentor, el élder Stevenson dijo que el templo es otro testigo de Él.

“Lo que la mayoría de las personas conecta con esta ciudad es la estatua del Cristo Redentor, y eso dice algo sobre esta sociedad”, dijo él. “Y ahora el templo será un ancla espiritual para esta ciudad, otro testigo, la Casa del Señor”.

Los asistentes recorren los terrenos de la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022.
Los asistentes recorren los terrenos de la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Más sobre el Templo de Río de Janeiro Brasil