Lea la oración dedicatoria del Templo de Río de Janeiro Brasil realizada por el élder Stevenson

El siguiente es el texto de la oración que ofreció el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, para dedicar el Templo de Río de Janeiro Brasil el domingo, 8 de mayo de 2021.

Nuestro Amado Padre que estás en los cielos, en reverencia y oración nos inclinamos ante ti con el fin de dedicarte esta santa casa para sus sagrados propósitos. Con ansias y paciencia, y el mundo en conmoción hemos imaginado este día, en el cual nos reunimos como Tus santos, para dedicarte el Templo de Río de Janeiro Brasil. Nuestros corazones rebosan de gratitud por esta Tu santa casa.   

Nos regocijamos juntos en el evangelio restaurado de Jesucristo, que nos lleva a la fe y al testimonio de Ti, nuestro Padre Eterno, de Tu Hijo Jesucristo y del Espíritu Santo. Expresamos nuestra gratitud por vivir en la dispensación de la plenitud del evangelio y porque los cielos se han abierto nuevamente.    

Testificamos de Tu visita divina y la de Tu Hijo Jesucristo a José Smith, seguida de otros numerosos visitantes celestiales y por la salida a la luz del Libro de Mormón. Estamos agradecidos por Tus mensajeros escogidos, enviados para llevar a cabo la restauración de Sacerdocio Aarónico y de Melquisedec; las llaves del sacerdocio para comenzar el recogimiento de Israel, y así poder unirnos nuevamente al convenio que Tú hiciste con Abraham; y para restaurar el maravilloso sellamiento de las madres y padres a sus hijos y su posteridad y, de los hijos a sus madres, padres y ancestros.

Lea más: El élder Stevenson dedica el Templo de Río de Janeiro — el octavo templo de la Iglesia en Brasil

Estamos agradecidos por el profeta José Smith que está a la cabeza de esta dispensación y por los profetas de los últimos días que le han sucedido. Entonamos alabanzas a nuestro querido profeta, el presidente Russell M. Nelson, a quien amamos, honramos y sostenemos y, bajo cuya dirección se lleva a cabo la dedicación de este santo templo.

Al pensar en la vida de los pioneros de la Iglesia en este hermoso país, Brasil, nuestro corazón se desborda de gratitud y emoción. Que siempre tengamos presente su fe, su devoción y su tenaz sacrificio gracias al cual estamos aquí hoy. Que sus nombres sean recordados y sus buenas obras conmemoradas por las generaciones venideras.

El Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el jueves 5 de mayo de 2022.
El Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el jueves 5 de mayo de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Oramos también por las familias y las personas miembros de la Iglesia de nuestra generación y de las generaciones futuras. Oramos para que sean conducidos por la senda del convenio, es decir, su bautismo, confirmación, ordenación y las sagradas ordenanzas en los santos templos, inclusive en este templo. Que estos sirvan como defensa y refugio de la tormenta, y de la ira cuando sea derramada sin límites sobre la faz de la tierra. Que Tus Santos en esta tierra sean colmados de bendiciones temporales y espirituales. Que los convenios y ordenanzas de salvación y exaltación estén al alcance de aquellos que los busquen a ambos lados del velo. 

Oramos por los líderes de esta región y por los de esta gran nación, que sus corazones estén resueltos a permitir que los principios de la libertad y la dignidad humana florezcan bajo su inspirado liderazgo.

Que este país prospere en la rectitud y evite la maldad. Bendice a los miembros de la Iglesia aquí para que sean una luz para esta gran nación, para que sus vecinos vean sus buenas obras y te glorifiquen a Ti, nuestro Padre Celestial. Que tu obra se extienda por toda esta tierra. 

La casa abierta del templo hizo posible que muchos de nuestros familiares, amigos y vecinos, que no son miembros de la Iglesia, visitaran este santo templo. Que mantengan el recuerdo de lo que vieron y sintieron. Que el espíritu del templo permanezca en sus corazones, y puedan reconocer que esta es, realmente, Tu casa.

El élder Joni L. Koch; el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, el élder Carlos A. Godoy y el élder Benjamín De Hoyos posan en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022.
El élder Joni L. Koch; el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, el élder Carlos A. Godoy y el élder Benjamín De Hoyos posan en la dedicación del Templo de Río de Janeiro Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el domingo 8 de mayo de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Ahora, nuestro Amado Padre, en el sagrado nombre de Jesucristo y en virtud de la autoridad del santo sacerdocio de Melquisedec, te dedicamos este Templo de Río de Janeiro Brasil. Lo dedicamos completamente, el espacio arriba y el piso debajo. Además, dedicamos cada elemento y detalle de su estructura desde la base más profunda y los cimientos, hasta la punta de su aguja. Dedicamos cada salón para su sagrado propósito, entre ellos el bautisterio, los salones de instrucción, el salón celestial, los salones de sellamiento con su sagrado altar, así como también las otras instalaciones que forman parte de esta estructura. También, junto con los salones, incluimos su mobiliario y accesorios para que funcionen de acuerdo a la medida más completa de su creación, convirtiéndose en la casa del Señor, con Santidad al Señor. Dedicamos el terreno sobre el cual se asienta el templo, con sus flores, árboles, arbustos y césped. Que estas instalaciones estén protegidas de los estragos de la naturaleza, el tiempo y las manos de aquellos con malas intenciones.           

Querido Padre, te pedimos que bendigas al presidente de este templo y a su esposa, la directora del templo; los consejeros; las asistentes a la directora; y a todos los que les sucederán. Bendice a los obreros y obreras del templo en sus numerosas y variadas funciones para que todos sus esfuerzos sean consagrados a la obra de salvación y exaltación y el recogimiento de Israel a ambos lados del velo. Por favor bendice a los que asistan al templo, que el Espíritu Santo les testifique de Ti, su Padre Celestial y de Tu Hijo; y les confirme a su corazón y a su mente el gozo de servir y el conocimiento de que esta es Tu obra y esta es Tu casa. 

Concluimos expresando nuestro amor, gratitud y devoción por Ti, mientras dedicamos este Templo de Rio de Janeiro Brasil, en el sagrado nombre de Jesucristo, amén.

Más sobre el Templo de Río de Janeiro Brasil