Presidencia general de la Primaria: Cómo las canciones de la Primaria pueden ayudar a ‘fortalecer su cimiento espiritual’

¿Alguna vez ha inclinado la cabeza con humildad y exclamado, “Padre celestial, dime, ¿estás ahí, ¿Y escuchas siempre cada oración? Es posible que reconozca estas preguntas anhelantes de una canción de la Primaria que ha tocado muchos corazones en búsqueda. Luego viene la profunda seguridad: “Ora; Él está. Habla; Él te escucha. Eres Su Hijo; Su amor te rodea” (“Oración de un niño”, Canciones para los niños).

Escuchar y actuar con base a mensajes claros de verdad como este puede consolarnos, animarnos, aumentar nuestra comprensión del evangelio de Jesucristo y edificar nuestra fe en el Padre Celestial y Su Amado Hijo, Jesucristo. Las canciones de la Primaria claras y sencillas pueden invitar al Espíritu a ayudar a “fortalecer su cimiento espiritual”, como nos ha invitado a hacer el presidente Russell M. Nelson, al declarar la verdad pura, enseñar la doctrina pura e invitar la revelación pura. Las verdades de esta música no solo nos fortalecen, sino que también brindan un cimiento esencial para que los niños construyan a lo largo de sus vidas.

Considere algunas de las formas en que las canciones de la Primaria pueden ayudarlo a usted y a los niños en su vida a fortalecer su cimiento espiritual. 

Verdad pura

Primero, las canciones de la Primaria invitan al Espíritu a testificar de la verdad pura, como “Dios vive y sé que es mi Padre Celestial, y el Espíritu me dice que esto es verdad” (“Mi Padre Celestial me ama”, Canciones para los niños).

Cuando abrimos nuestro corazón a mensajes sencillos de verdad pura transmitidos a través de la música, abrimos la puerta para que el Espíritu Santo cambie nuestro corazón. Un corazón cambiado conduce a un mayor deseo de hacer y guardar convenios sagrados. Cuando el Espíritu testificó de la verdad pura al pueblo del rey Benjamín, experimentaron un “potente cambio” (Mosíah 5:2) en sus corazones. Con mayor fe en Jesucristo y un “gozo tan sumamente grande” (Mosíah 5:4), estaban “dispuestos a concertar un convenio con nuestro Dios de hacer su voluntad y ser obedientes a sus mandamientos en todas las cosas que él nos mande, todo el resto de nuestros días” (Mosíah 5:5). De manera similar, la verdad pura testificada a nuestros corazones por el Espíritu Santo es poderosa, y cuando se combina con la música, ese testimonio puede venir una y otra vez cada vez que cantamos o escuchamos la verdad pura.

Doctrina pura

Segundo, las canciones de la Primaria enseñan la doctrina pura con claridad y sencillez. El profeta Nefi exclamó: “Porque mi alma se deleita en la claridad” (2 Nefi 31:3). Luego enseñó la doctrina clara y sencilla de Cristo y nos invitó a “seguir adelante con firmeza en Cristo, teniendo un fulgor perfecto de esperanza y amor por Dios y por todos los hombres” (2 Nefi 31:20).

¿Puede pensar en una canción favorita de la Primaria que claramente le enseñe la doctrina pura? ¿Cómo le ayuda esa canción a vivir como lo invitó Nefi? Tal vez, “Mandó a su Hijo” o “Amad a otros” vienen a la mente. ¿De qué manera la canción que vino a su mente ha ayudado a que la doctrina pura penetre profundamente en su corazón?

El presidente Nelson ha declarado, “La doctrina pura de Cristo es poderosa; cambia la vida de todo aquel que la entiende y procura implementarla en su vida. La doctrina de Cristo nos ayuda a encontrar la senda de los convenios y a permanecer en ella. Mantenernos en ese camino estrecho pero bien definido nos hará merecedores, en última instancia, de recibir todo lo que Dios tiene. ¡Nada puede valer más que todo lo que tiene nuestro Padre!”.

Revelación pura

Tercero, las canciones de la Primaria pueden invitar a la revelación pura mediante el poder del Espíritu Santo. ¿Hubo algún momento en que buscaba una respuesta del Padre Celestial y luego las palabras de una canción de la Primaria vinieron a sus pensamientos? Tal vez oró pidiendo ayuda para ser más como Cristo en formas pequeñas y sencillas como lo hizo una mujer. Más tarde, cuando conducía por la carretera, otro vehículo se le cruzó inesperadamente. Durante un momento de frustración, estas palabras vinieron claramente a su mente: “Yo trato de ser como Cristo y hacer lo que hizo Él. El mismo amor que Él mostró yo quiero mostrar también. Me tienta a veces el mal a obrar, mas la voz del Espíritu me empieza a hablar. Dice: Ama a otros cual Cristo te ama. Sé bondadoso y tierno y fiel’” (“Yo trato de ser como Cristo”, Canciones para los niños).

La ira se disipó cuando esta simple canción reveladora ablandó su corazón y la ayudó a cambiar su forma de pensar. ¡Quizás más de nosotros deberíamos “Con un cantar” regresar a casa al final del día! (“Con un cantar”, Canciones para los niños).

De estas y otras maneras, las canciones de la Primaria nos traen gozo e invitan al poder fortalecedor del Espíritu para ayudarnos a construir un cimiento espiritual seguro a través de “la verdad pura, la doctrina pura de Cristo y la revelación pura”.

¿Necesita un impulso para fortalecer su cimiento espiritual o el de su familia hoy? Entonces, “[Alcen] al cielo el son” — o simplemente tarareen — ¡sus canciones favoritas de la Primaria!