Cómo Elijah Bryant, campeón de la NBA y de la Euroliga, comparte el evangelio en las redes sociales

Los gerentes generales de los equipos profesionales de baloncesto harían bien en tener el número de Elijah Bryant a mano en sus Rolodex digitales.

El jugador de baloncesto Santo de los Últimos Días se está convirtiendo en sinónimo de prestigiosos campeonatos de baloncesto.

En 2020, Bryant ayudó a llevar al Maccabi Tel Aviv al título de la Liga israelí. El año pasado, fue incluido en el equipo de los Milwaukee Bucks que ganó el campeonato de la Asociación Nacional de Baloncesto [NBA por sus siglas en inglés] de 2021. Y este año, fue un colaborador clave para el Anadolu Efes durante la exitosa carrera de ese equipo turco hacia el campeonato de la Euroliga.

El jugador de los Chicago Bulls, Patrick Williams, a la derecha, dispara sobre el defensor de los Milwaukee Bucks, Elijah Bryant, durante la primera mitad de un partido de baloncesto de la NBA en Chicago, el domingo 16 de mayo de 2021.
El jugador de los Chicago Bulls, Patrick Williams, a la derecha, dispara sobre el defensor de los Milwaukee Bucks, Elijah Bryant, durante la primera mitad de un partido de baloncesto de la NBA en Chicago, el domingo 16 de mayo de 2021. Crédito: Nam Y. Huh, Associated Press

Esos títulos consecutivos de la NBA y la Euroliga son especialmente significativos para la ex estrella de la Universidad Brigham Young. Son ampliamente consideradas como las dos principales competiciones profesionales de baloncesto en el mundo.

Pero incluso cuando Bryant está estableciendo su “marca” como ganador del título en la cancha, su creciente base de fanáticos internacionales está aprendiendo cada vez más sobre sus profundas convicciones religiosas. El escolta de 1.95 metros de altura usa con frecuencia Twitter y otras redes sociales para compartir pasajes de las Escrituras y citas favoritas de los líderes Santos de los Últimos Días.

Aquí hay una cita afirmativa del  élder Jorge T. Becerra, Setenta Autoridad General, que Bryant tuiteó el 17 de junio: “En cada barrio y rama necesitamos a todos — a los que pueden ser fuertes y a los que tal vez están luchando. Todos son necesarios”.

Días antes, tuiteó un verso familiar del Libro de Mormón: “Cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosíah 2:17).

Si bien algunos atletas de alto perfil pueden evitar revelar su lado espiritual, Bryant no alberga tales inhibiciones. Él cree que sus habilidades atléticas son un regalo de Dios — y no se disculpa por utilizar cualquier plataforma vinculada a esas habilidades para compartir el Evangelio restaurado y traer personas a Cristo.

“Leo las Escrituras y los discursos [de la conferencia general] casi todos los días — entonces, ¿por qué no compartir con mis seguidores lo que estoy aprendiendo y lo que me hace feliz?”, dijo a Church News.

Dichos tuits o mensajes de Instagram lo convierten en blanco de críticas. Algunos seguidores le dicen que “se concentre en el baloncesto”.

“Pero mi objetivo final en la vida”, responde, “es regresar a mi Salvador. Para mí, el baloncesto es irrelevante en comparación con mi fe y mi familia”.

Avatar de Elijah Bryant en Twitter.
Avatar de Elijah Bryant en Twitter. Crédito: Captura de pantalla de Twitter

Incluso el avatar de Twitter de Bryant es una imagen de un jugador de baloncesto con una camiseta estampada con el logotipo de la Iglesia. “Porque esa es la ‘camiseta’ que llevo en todo momento, sin importar dónde o cómo juegue”.

La publicación frecuente de pasajes de las Escrituras con citas de líderes de la Iglesia también ayuda a que Bryant sea responsable de estudiar diariamente las palabras inspiradas de los líderes de la antigüedad y las de los últimos días. Y él disfruta siendo un misionero.

“Necesito compartir cosas [con temática del Evangelio] con las personas que me siguen para recordarles que deben leer sus Escrituras todos los días”, dijo. “Tengo mis días buenos y mis días malos. A veces me pierdo un día [de estudio del Evangelio]. Pero me hace responsable y permite que la gente vea quien soy.

“Espero que sea un ejemplo para mostrarles a los jovencitos y a otros que se puede tener una fe fuerte y ser un buen atleta”.

Bryant ha jugado en varios países a lo largo de su carrera profesional de baloncesto. Él sabe que no todos sus fanáticos y seguidores son angloparlantes. “Pero tal vez Google traducirá lo que tuiteo. Ese podría ser el único encuentro que tienen con el Evangelio…. Pero tal vez algún día tengan la oportunidad de conocer a los misioneros. No quiero dejar nada al azar. Quiero compartir el Evangelio tanto como sea posible”.  

Dos temporadas de baloncesto. Dos títulos importantes.

El año pasado, Church News se encontró con Bryant poco después de que él ganara un título de la NBA con los Milwaukee Bucks. Poco después, se encontró fuera de la NBA. Fue un tiempo difícil. Había que tomar decisiones difíciles. Pero confió en sus habilidades, confió en el Señor, recurrió al apoyo de su esposa, Jenelle, y pronto se encontró vistiendo la camiseta de uno de los mejores equipos de Europa, el Anadolu Efes de Turquía.

Seguiría una exitosa temporada 2021-2022 y el campeonato de la Euroliga.

El jugador de baloncesto Santo de los Últimos Días, Elijah Bryant, celebra la victoria de su equipo en el campeonato de la Euroliga de 2022 con su esposa, Jenelle, y su hijo, Blu.
El jugador de baloncesto Santo de los Últimos Días, Elijah Bryant, celebra la victoria de su equipo en el campeonato de la Euroliga de 2022 con su esposa, Jenelle, y su hijo, Blu. Crédito: Foto de Twitter cortesía de Elijah Bryant

“Eso simplemente les muestra que cuando se sacrifican por algo en lo que realmente creen, y ponen su corazón, su fe y su trabajo duro en ello — se pueden lograr grandes cosas”.

Este último año, agregó, “definitivamente ha sido un edificador del testimonio. …Ha sido una lección de humildad ver el éxito y los elogios que he recibido, pero definitivamente estoy listo para lograr más”.

Jugar junto a jugadores de élite como Giannis Antetokounmpo de los Bucks ha mejorado simultáneamente las habilidades de Bryant y su aprecio por su éxito. Él sabe que muchos grandes atletas juegan la carrera entera sin ganar un campeonato. Mientras tanto, agregó: “Tener al Señor de mi lado me ayuda a tomar siempre las decisiones correctas”.

Aprendiendo de otras tradiciones religiosas

El baloncesto le ha ofrecido a Bryant una vista única y de primera fila de muchas de las principales religiones del mundo.

El nativo de Georgia creció en el Cinturón Bíblico [región del sur de los Estados Unidos conocida como más teológicamente evangélica/protestante que el resto del país] antes de eventualmente jugar béisbol universitario en la universidad patrocinada por la Iglesia en Provo, Utah. Profesionalmente, ha jugado en la nación judía de Israel y en Turquía, una nación musulmana.

Como Santo de los Últimos Días, dijo: “He tratado de hacer todo lo posible para dar un buen ejemplo en cada una de estas comunidades, al mismo tiempo que aprendo de ellas”.

La observancia semanal judía del Shabat, por ejemplo, ayuda a Bryant a apreciar y comprender mejor su propia tradición y observancia del día de reposo. También se inspira en la devoción de muchos de sus amigos musulmanes durante su sagrada observancia del Ramadán.

Bryant está pasando gran parte del verano en Utah conectándose con amigos y operando su campamento de baloncesto. Le encanta pasar la temporada baja haciendo “cosas de papá” con su pequeño, Blu. Más tarde, regresará a Estambul, donde fue contratado para jugar un año más en el Anadolu Efes.

“El viaje continúa, ¿verdad?”, dijo él. “Pero sé que estaré en algún lugar sirviendo al Señor jugando baloncesto. Esa es la máxima bendición”.