Menú
EN LAS NOTICIAS

El élder Christofferson enseña a los misioneros sobre el arrepentimiento, la redención y el gozo


PROVO, Utah — Los misioneros son los mensajeros autorizados del Señor cuya obra es una magnífica expresión de Su amor redentor, dijo el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles.

“El servicio más grande que podemos brindar a los demás en esta vida, comenzando por aquellos en nuestra propia familia, es traerlos a Cristo a través de la fe y el arrepentimiento para que puedan experimentar Su redención”, dijo el élder Christofferson. “Esto significará paz y gozo ahora y vida eterna en el mundo venidero”.

El Apóstol, hablando en el devocional del Centro de Capacitación Misional de Provo el martes, 8 de febrero por la noche, dijo a los misioneros que ellos ofrecen las “bendiciones incomparables” del arrepentimiento, el bautismo y el don del Espíritu Santo, abriendo el camino al perdón y redención.

Ejemplos de redención

La palabra redimir significa saldar una deuda u obligación, explicó el élder Christofferson. Él compartió cómo los inmigrantes en el siglo XVIII y principios del XIX a veces firmaban un contrato, llamado contrato de emisión, en el que prometían trabajar en Estados Unidos durante un cierto período de tiempo como pago por su pasaje. Se les llamaba “redentores”, lo que significa que tenían que redimir el costo de su pasaje o comprar su libertad con su trabajo.

“Redimir también puede significar rescatar o liberar mediante el pago de un rescate”, dijo él. “Si alguien comete un error y luego lo corrige o repara, decimos que se ha redimido a sí mismo. Cada uno de estos significados sugiere diferentes facetas de la gran redención realizada por Jesucristo a través de Su expiación, la cual incluye, en las palabras del diccionario, ‘liberar del pecado y sus penas, como por un sacrificio hecho por el pecador’”.

El élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

El élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

El élder Christofferson compartió la historia de John Newton, el inglés que vivió entre 1725 y 1807 y escribió el himno “Amazing Grace” [Sublime gracia]. La historia de Newton es una de redención y arrepentimiento — después de una peligrosa experiencia en el mar, cambió de una vida de libertinaje e inmoralidad para convertirse eventualmente en sacerdote de la Iglesia de Inglaterra que ayudó a abolir el comercio de esclavos en el Imperio Británico.

Los temas de “Sublime gracia” y otros himnos que escribió Newton incluyen la fe, la gracia y el gozo que encontró en su fe.

“Como misioneros, el mensaje de arrepentimiento y redención es ciertamente un mensaje de gozo”, dijo el élder Christofferson. “Es la buena nueva del evangelio de Jesucristo. Proclamamos y testificamos que los pecados y los errores no tienen por qué ser fatales o definitivos. El Redentor ha provisto una salida de la oscuridad y del sufrimiento y la desesperación del pecado”.

Otro ejemplo de redención es el de Alma hijo en el Libro de Mormón. Alma estaba tratando de detener a la iglesia de Dios hasta que fue detenido por un ángel. Él “pasó de ser uno de los ‘pecadores más viles’ a uno de los hombres más piadosos y profetas poderosos en la historia del mundo”, dijo el élder Christofferson.

El caso de Alma es inusual porque sucedió de una manera tan intensa y en un marco de tiempo corto — Alma sufrió durante tres días y tres noches, hasta que recordó al Redentor y lo invocó, dijo él.

“Para ustedes y para mí y para las personas a las que enseñan, el proceso de arrepentimiento y de perdón de los pecados generalmente ocurre con el tiempo, pero es tan real y tan válido como la experiencia de Alma. Y no necesita ser mucho tiempo para ninguno de nosotros”, dijo el élder Christofferson. “Es cuestión de cuán pronto y con qué fervor vamos a volver nuestros corazones y nosotros mismos a Jesucristo. ¿Cuánto tiempo esperarán?

Redención después del arrepentimiento y el bautismo

El élder Christofferson dijo que el primer aspecto de la redención del Salvador es que expía la transgresión de Adán y la caída del hombre al vencer la muerte física y la muerte espiritual. El segundo aspecto es la redención de nuestros propios pecados en contraposición a la transgresión de Adán.

Los misioneros cantan un himno durante un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

Los misioneros cantan un himno durante un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

“Debido a que somos responsables y nosotros tomamos las decisiones, la redención de nuestros propios pecados es condicional — condicionada a confesar y abandonar el pecado y volvernos a una vida piadosa o, en otras palabras, condicionada al arrepentimiento”.

La Expiación santifica y finalmente sana y compensa cualquier sufrimiento que las personas soporten inocentemente.

El élder Christofferson dijo que este es el trabajo de los misioneros — traer a otros a Cristo para que puedan experimentar Su redención a través de la fe y el arrepentimiento. Los misioneros no pueden redimir a nadie, ni el profeta ni ningún ser mortal.

“Por lo tanto, ustedes enseñan y testifican de Jesucristo y Su expiación para que las personas obtengan suficiente fe en Cristo para que el Espíritu Santo pueda inspirarlas y motivarlas a arrepentirse. Entonces, en sus lecciones, ustedes pueden ayudarlos a lo largo del camino del arrepentimiento hasta el bautismo”.

El élder Christofferson dijo a los misioneros que muchos de los pasos necesarios en el camino del arrepentimiento son comunes para todos, pero la secuencia y el tiempo de estos pasos pueden ser diferente para diferentes personas: “Pregúntese, ‘¿Cuál es el siguiente paso que esta persona necesita dar para avanzar en su camino del arrepentimiento hacia el bautismo?’”. Luego, mediante la oración y la inspiración del Espíritu Santo, los misioneros podrán preparar mensajes específicos para ayudar a aquellos que están enseñando y guiarlos en un camino personal hacia el arrepentimiento.

El presidente del CCM de Provo, Benson L. Porter, la hermana Kathy Christofferson y su esposo, el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, discursa antes de que los Christofferson hablen en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

El presidente del CCM de Provo, Benson L. Porter, la hermana Kathy Christofferson y su esposo, el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, discursa antes de que los Christofferson hablen en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

Él explicó que el bautismo es el paso que completa el proceso de arrepentimiento. También manifiesta un pacto de obedecer a Dios. “El bautismo es, por lo tanto, el último paso para confesar y abandonar el pecado (Doctrina y Convenios 58:43) — el compromiso de no pecar más. Si volvemos a pecar, entonces nos arrepentimos nuevamente, y ese convenio bautismal es renovado y revitalizado, y recibimos la remisión de los pecados nuevamente”, dijo el élder Christofferson.

“Cualquiera que sea el costo del arrepentimiento, este se absorbe en el gozo del perdón. Dice el Señor: ‘Sí, y cuantas veces mi pueblo se arrepienta, le perdonaré sus transgresiones contra mí’ (Mosíah 26:30). ‘He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados, es perdonado, y yo, el Señor, no los recuerdo más’ (Doctrina y Convenios 58:42)”.

Jesucristo en el centro

“Mantengan a Jesucristo en el centro de su misión y de su vida”, dijo el élder Christofferson a los misioneros. “Siempre denle a Él la alabanza y la gloria por todo lo que son capaces de lograr. Nunca se cansen de enseñar acerca de Él y Su poder de redención. El testimonio de Jesús es nuestro mensaje”.

Él reiteró que, sin Jesucristo y Su expiación, no hay redención del pecado ni redención de la muerte. Por causa del Santo de Israel, Dios ha preparado “un medio para que escapemos de las garras de este terrible monstruo; sí, ese monstruo, muerte e infierno” (2 Nefi 9:10).

El élder Christofferson concluyó con un testimonio de Jesucristo.

“Su amor es perfecto, Su doctrina es perfecta y Su gracia es infinita. Él es el Señor resucitado. Él es la cabeza de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, dijo el élder Christofferson a los misioneros. “Ustedes son Sus siervos. Avancen en Su autoridad y poder para predicar la redención”.

Un tesoro invaluable

La hermana Kathy Christofferson, esposa del élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

La hermana Kathy Christofferson, esposa del élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla en un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 8 de febrero de 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

Antes de los comentarios del élder Christofferson, la hermana Kathy Christofferson describió cómo comenzó a obtener un testimonio del Libro de Mormón. Mientras asistía a clases de Seminario temprano en la mañana en la escuela secundaria, ella leyó el libro por primera vez sola, llegó hasta Mormón 8:34-35 y leyó las palabras: “Pero he aquí, Jesucristo me os ha mostrado, y conozco vuestras obras”.

“Cuando leí esas palabras, algo sucedió”, explicó ella. “Era como si esa voz me estuviera gritando desde el polvo para decirme: ‘De hecho, te he visto’. Y lo sabía, y sabía que era verdad. Y esto lo cambió todo”.

La hermana Christofferson dijo a los misioneros que tener un testimonio del Libro de Mormón siempre se tratará de tener fe y que ellos deben hacer el trabajo preliminar espiritual para recibir las bendiciones espirituales.

“Es un tesoro invaluable y al compartirlo con el mundo, estamos bendiciendo sus vidas”, testificó ella.

Ese testimonio tocó el corazón de la hermana Avery Wight, de Gilbert, Arizona, quien se está capacitando para servir en la Misión Barcelona España. “Escuchar a la hermana Christofferson compartir su testimonio del Libro de Mormón, eso es algo que yo también quiero compartir”, dijo la hermana Wight.

Ella estaba agradecida por el mensaje de redención del élder Christofferson: “Simplemente me ha dado mucha esperanza y motivación para mi misión — para predicar la palabra del Evangelio y traer almas a este gran mensaje. Me motiva a llevar a otros la misma alegría que yo tengo”.

Los misioneros escuchan mientras la hermana Kathy Christofferson, esposa del élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 2 de febrero de 2022.

Los misioneros escuchan mientras la hermana Kathy Christofferson, esposa del élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante un devocional en el Centro de Capacitación Misional en Provo, el martes, 2 de febrero de 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

La hermana Erica Pearson, del oeste de Washington y que va a servir en la Misión México Pachuca, también agradeció el mensaje de gozo descrito por el Apóstol: “Estoy muy emocionada de salir y ayudar a las personas a trabajar en el camino del arrepentimiento para llegar al bautismo y ayudarlos a encontrar su camino a la felicidad y aprender del Evangelio y difundir la palabra”.

El élder Elijah Kauvaka, de Fresno, California, estaba sentado en la segunda fila del salón grande. Él compartió pensamientos similares: “Me encantó cómo su discurso fue sobre Cristo. Me emocionó tanto el poder difundir la verdad y el evangelio de Cristo con los demás”.

El élder Jonah Messinger, de Anaheim, California, que se dirige a la misión Bolivia Santa Cruz, sintió de manera muy personal una parte en particular del mensaje del élder Christofferson. Él dijo que su abuelo acababa de fallecer, y su papá le dijo que mientras estaba muriendo, pusieron música en la habitación. “La canción favorita de mi abuela era ‘Sublime gracia’. Todos sabíamos que mi abuela había recibido a mi abuelo en el cielo. Y el que, élder Christofferson compartiera esa canción en su discurso fue increíble. Sentí escalofríos por mi espalda tan pronto como dijo algo al respecto”.

El devocional se transmitió a otros centros de capacitación misional en todo el mundo y se colocó en el portal en línea de todos los misioneros de tiempo completo para que lo vean.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.