Menú
EN LAS NOTICIAS

Sesión de mujeres del sábado por la noche: Vea la galería de fotos y lea el resumen de los discursos de la conferencia general de abril de 2022


Sesión de mujeres del sábado por la noche: Vea la galería de fotos y lea el resumen de los discursos de la conferencia general de abril de 2022

La sesión de mujeres del sábado por la noche de la conferencia general de abril de 2022 fue inusual, reconoció el presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia.

“Las sesiones de los sábados por la noche tienen un historial de tener diferentes propósitos y audiencias diversas. Esta noche sumamos a esa historia a medida que nos embarcamos en un nuevo propósito y procedimiento para el futuro previsible”, dijo el presidente Oaks el 2 de abril en un mensaje introductorio de la Primera Presidencia.

Él explicó que la sesión era una sesión de la conferencia general y que la Primera Presidencia había pedido a la presidenta Jean B. Bingham, presidenta general de la Sociedad de Socorro, que dirigiera la sesión.

“Las futuras sesiones de los sábados por la noche pueden ser dirigidas por uno de los otros oficiales generales de la Iglesia, como los miembros de las presidencias de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes y la Primaria, designados por la Primera Presidencia”, dijo el presidente Oaks.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

La sesión se transmitió a una audiencia mundial como todas las sesiones de la conferencia general, pero los presentes en el Centro de Conferencias eran mujeres y niñas mayores de 12 años. La sesión se concentró en las preocupaciones de las mujeres Santos de los Últimos Días y las de sus organizaciones.

La hermana Susan H. Porter, primera consejera de la presidencia general de la Primaria, habló primero. Al crecer en el oeste de Nueva York en una pequeña sucursal, “nunca podría haber imaginado ser parte de una hermandad global de millones de mujeres”, dijo ella.

Ella compartió una lección que aprendió después de la temprana muerte de su esposo, el élder Bruce Porter. Después de su muerte, se sintió atraída por la representación de un artista de la mujer junto al pozo del Nuevo Testamento. La historia de esa mujer le enseñó tres lecciones:

Primero: “Nuestras circunstancias pasadas y presentes no determinan nuestro futuro”.

Segundo: “El poder está en nosotros”.

Tercero: “De las cosas pequeñas proceden las grandes”.

La hermana Porter luego describió el poder de la sal, la levadura y la luz: “Incluso en cantidades muy pequeñas, cada una afecta a todo lo que las rodea. El Salvador nos invita a usar Su poder para que seamos como la sal, la levadura y la luz.”

La sal aporta sabor, la levadura levanta y la luz atraviesa la oscuridad. “Hermanas, los corazones pueden cambiar y las vidas pueden ser bendecidas cuando ofrecemos una pizca de sal, una cucharada de levadura y un rayo de luz”.

La hermana Rebecca L. Craven, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes habló sobre cómo una verdadera discípula debe “hacer lo que más importa”.

“La conversión no vendrá sin hacer nada. Viene a través del poder del Espíritu Santo cuando hacemos un esfuerzo intencional por saber al pedir, buscar y llamar. Viene al hacer”, explicó la hermana Craven.

Al tratar de determinar lo que es realmente esencial o lo que realmente importa, la hermana Craven ofreció algunos pensamientos para considerar sobre “lo que más importa”: ¿cuántos “me gusta” en una publicación en las redes sociales, o ser amado y valorado por el Padre Celestial? ¿Usar la última tendencia en ropa o vestirse con modestia? ¿Buscar en Internet o recibir respuestas a través del Espíritu Santo? ¿Querer más o estar contento?

“A Satanás nada le gustaría más que perdiéramos nuestros valores eternos, lo que nos llevaría a perder un tiempo precioso, talentos o fuerza espiritual en cosas que no importan”, dijo la hermana Craven. “Invito a cada uno de nosotros a considerar en oración aquellas cosas que nos distraen de hacer lo que más importa”.

La hermana Craven habló sobre el poder y el gozo que provienen de la obediencia y de hacer lo correcto.

“Si la Iglesia restaurada de Jesucristo va a salir de la oscuridad, debemos salir de la oscuridad”, dijo. “Como mujeres que guardan convenios, debemos hacer brillar la luz de nuestro evangelio en todo el mundo dando un paso al frente y destacándonos.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Senior leaders of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints await the start of the women’s session of the 192nd Annual General Conference at the Conference Center in Salt Lake City on Saturday, April 2, 2022.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Senior leaders of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints await the start of the women’s session of the 192nd Annual General Conference at the Conference Center in Salt Lake City on Saturday, April 2, 2022.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

La sesión también presentó un video, destacando las palabras del presidente Spencer W. Kimball, compartidas durante la reunión general de mujeres en 1979 (en inglés). El presidente Kimball estaba en el hospital y le pidió a su esposa, la hermana Camilla Kimball, que leyera su discurso.

En el video se escucha a la hermana Kimball leyendo las palabras de su esposo prediciendo que gran parte del gran crecimiento que se avecina en la Iglesia en los últimos días se debe a que muchas de las buenas mujeres del mundo serán atraídas a la Iglesia en gran número. “Esto sucederá en la medida en que las mujeres de la Iglesia reflejen rectitud y articulación en sus vidas y en la medida en que las mujeres de la Iglesia sean vistas como distintas y diferentes, en formas felices, de las mujeres del mundo”.

Luego se cita al presidente Nelson de su discurso de la conferencia general de octubre de 2015, hablando a las mujeres Santos de los Últimos Días. “Hoy es el día que predijo el presidente Kimball”, dijo él. “¡Ustedes son las mujeres que él predijo! ¡Su virtud, luz, amor, conocimiento, valor, carácter, fe y rectitud atraerán a las buenas mujeres del mundo, junto con las familias de ellas, a la Iglesia en cantidades sin precedente!

“Nosotros, sus hermanos, necesitamos de su fortaleza, su conversión, su convicción, su capacidad para dirigir, su sabiduría y sus voces. ¡El reino de Dios no está completo, ni puede estarlo, sin las mujeres que hacen convenios sagrados y los guardan; mujeres que pueden hablar con el poder y la autoridad de Dios!”.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

La presidenta Bingham comparó una experiencia que tuvo mientras hacía rápel con guardar convenios y fortalecer un ancla en Jesucristo.

Mientras descendía en rápel con un grupo de mujeres jóvenes, fue la primera del grupo en irse. Pero ella comenzó a caer sin control. La cuerda aguantó y su rápido descenso se detuvo, porque su compañero en la parte superior pudo mantenerla a salvo. “Aunque no podía verlo, sabía que estaba trabajando con todas sus fuerzas para salvarme”, dijo ella.

Jesucristo es el ancla y el compañero perfecto, explicó la presidenta Bingham. “El equipo espiritual que evita que seamos quebrantados en las rocas de la adversidad es nuestro testimonio de Jesucristo y los convenios que hacemos. Podemos confiar en estos apoyos para guiarnos y llevarnos a un lugar seguro. Como nuestro socio dispuesto, el Salvador no permitirá que caigamos fuera de Su alcance”.
Guardar esos convenios con Dios es la parte más importante del progreso eterno y la clave para una felicidad duradera, dijo la presidenta Bingham. “Al guardar sus convenios, Él los bendecirá con Su poder del sacerdocio y les permitirá tener una profunda influencia en todos aquellos con quienes interactúen. ¡Ustedes son las mujeres que cumplirán las profecías que han sido anunciadas!”

Describió cómo las mujeres jóvenes pueden prepararse para ir al templo a hacer convenios sagrados tan pronto como estén listas después de los 18 años. E imploró a las mujeres que ya han recibido las bendiciones del templo que no se dejen alejar por detractores o distracciones de las verdades eternas. Asistir al templo a menudo traerá una dulce tranquilidad y valor para continuar.

El élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, fue el orador final de la sesión de mujeres. Él invitó a las mujeres y niñas que escuchaban a centrar sus vidas en Jesucristo y recordar las verdades fundamentales del lema de las Mujeres Jóvenes.

El lema de las Mujeres Jóvenes comienza así: “Soy una hija amada de padres celestiales, con una naturaleza divina y un destino eterno”. Esta declaración contiene cuatro verdades importantes, dijo el élder Renlund.

“Primero, son hijas amadas”, dijo él. “La segunda verdad es que tenemos padres celestiales, un padre y una madre”.

Él explicó que lo que se sabe sobre la Madre Celestial se encuentra en Temas del Evangelio. “La especulación no conducirá a un mayor conocimiento espiritual, pero puede conducir al engaño o desviar nuestro enfoque de lo que se ha revelado”, advirtió.

Exigir una mayor revelación sobre este tema es arrogante e improductivo, dijo. El Señor tiene un calendario para revelar Sus verdades.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Wilma Refuljol, left, her daughter, Gabriela Rodriguez, second from right, and nieces Wendy Matheus and Greisy Matheus, right, pose for a photo as they arrive to attend the women’s session of the 192nd Annual General Conference of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints at the Conference Center in Salt Lake City on Saturday, Apri…

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Wilma Refuljol, left, her daughter, Gabriela Rodriguez, second from right, and nieces Wendy Matheus and Greisy Matheus, right, pose for a photo as they arrive to attend the women’s session of the 192nd Annual General Conference of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints at the Conference Center in Salt Lake City on Saturday, April 2, 2022. The family members are originally from Venezuela and now live in different areas of Utah.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

“La tercera verdad en el párrafo inicial del lema de las Mujeres Jóvenes es que tenemos ‘una naturaleza divina’. Esto es intrínseco a lo que somos”, continuó el élder Renlund. “Esta es nuestra identidad más importante”.

Y la cuarta verdad es “que tenemos ‘un destino eterno’. No se nos impondrá ese destino”, dijo el élder Renlund. “Realizar nuestro destino eterno depende de nuestras elecciones”.

El élder Renlund dijo que el camino de los convenios conduce a los mejores resultados eternos. Continuó hablando del lema de las Mujeres Jóvenes y de cómo describe la revelación personal, obtener un testimonio, ser testigo de Dios, arrepentirse y mejorar a diario, fortalecer el hogar y la familia, hacer y guardar convenios sagrados y recibir las ordenanzas y bendiciones del templo sagrado.

“Fortalecer el hogar y la familia puede significar forjar el primer eslabón de una cadena de fidelidad, continuar con un legado de fe o restaurarlo”, dijo el élder Renlund. “A pesar de todo, la fortaleza viene por medio de la fe en Jesucristo y al hacer convenios sagrados”.

La presidenta Bingham dirigió la sesión y la hermana Rebecca Mehr y la hermana Andrea Spannaus, ambas del consejo asesor general de la Sociedad de Socorro, ofrecieron oraciones.

La música estuvo a cargo de un coro de mujeres de estacas en Utah, con Leah Tarrant como directora y Linda Margetts en el órgano. El coro cantó, “Let Zion in Her Beauty Rise”, “We Listen to a Prophet’s Voice” y “Oh, May My Soul Commune Withee”. El coro y la congregación cantaron juntos “Hijos del Señor, venid”.

Vea la cobertura de Church News de la conferencia general

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La sesión de las mujeres, 2 de abril de 2022, por la noche, de la 192º Conferencia General Anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Crédito: Spenser Heaps, Deseret News

Nota del editor: Ésta es una traducción preliminar realizada por Church News. La transcripción oficial se publicará en una fecha posterior en ChurchofJesusChrist.org

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.