Menú
EN LAS NOTICIAS

Pioneros en todo el mundo: Las experiencias de Europa abarcan generaciones y naciones, con vínculos al baloncesto y el yoga


Nota del editor: Este mes marca el 175º aniversario de la llegada de la compañía de vanguardia de pioneros al Valle del Lago Salado, en julio de 1847, después de que turbas expulsaran a los Santos de los Últimos Días del área de Nauvoo, Illinois, el año anterior. El Church News de este mes rinde homenaje a los logros de los pioneros que cruzaron las llanuras hace 175 años y también a los pioneros Santos de los Últimos Días de diferentes épocas en todos los continentes. Hoy: Una mirada al espíritu pionero y las experiencias que han atravesado generaciones en todo el continente europeo.

price_lds_mormon_missionary_gospel.jpeg

“Dan Jones Awakens Wales”, una pintura de Clark Kelley Price que representa los primeros esfuerzos misioneros de la Iglesia en Gran Bretaña.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Desde las primeras asignaciones misionales en el extranjero a fines de la década de 1830 hasta el establecimiento de raíces en nuevas tierras a principios del siglo XXI, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene muchos pioneros durante muchas generaciones y en muchos países de Europa.

Esos pioneros incluyen a los primeros misioneros y los primeros conversos fuera de sus países de origen quienes regresaron para compartir el evangelio. Incluyen a los primeros líderes y miembros locales y a los primeros grupos y ramas, y algunos Santos de los Últimos Días permanecen fieles en un aislamiento casi total, deseando y esperando que la Iglesia crezca.

También incluyen miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles en la infancia de la Iglesia durante el siglo XIX. Siete años después de la fundación de la Iglesia, José Smith envió a los primeros misioneros del extranjero a Gran Bretaña, con los élderes Heber C. Kimball y Orson Hyde a la cabeza del grupo inicial de siete; otros apóstoles se unirían a ellos no solo allí, sino que se esparcirían por todo el continente europeo — incluyendo Orson Hyde en Alemania y los Países Bajos, Orson Pratt en Austria y Lorenzo Snow en Italia y Malta.

Los primeros conversos europeos — muchos de los cuales se unieron a la Iglesia en los Estados Unidos o en otras áreas fuera de sus países de origen — regresaron como misioneros o miembros, ansiosos por compartir las buenas nuevas del evangelio con familiares y amigos.

d3cbd21884a77e91652647e125da9663407acbea2189279_scaled.jpeg

Retrato de Mischa Markow, ca 1903.

Archivos de la Historia de la Iglesia

Micha Markow es un excelente ejemplo de miembro pionero y misionero europeo, con vínculos a muchos países. Nacido en 1854 en Hungría de padre serbio y madre rumana, él fue bautizado en Turquía en 1887, predicó y convirtió a una familia en Bélgica en su camino a Utah y luego sirvió en dos misiones en Europa a principios del siglo XX — incluso en los países modernos, Bulgaria, Croacia, Alemania, Hungría, Letonia, Rumanía, Rusia y Serbia.

En algunos casos, los deportes y el ejercicio jugaron un papel clave — como el baloncesto mientras se establecía la Iglesia en la que era Yugoslavia y la actual Croacia, y las clases de yoga ayudaron a los miembros a compartir el evangelio durante los 50 años de la era comunista de la que era Checoslovaquia.

Las historias de los pioneros europeos a lo largo de generaciones y en muchos países han llenado libros y materiales de referencia — incluyendo las historias globales de la Iglesia y breves historias de países (en inglés). A continuación, se presentan breves aspectos destacando “pioneros” para muchas de las naciones de Europa.

d_8_orsonhyde.png

Un mapa que muestra los viajes misioneros del apóstol Orson Hyde a principios de la década de 1840.

Proporcionado por Documentos de Joseph Smith

Alemania

Desde 1840 hasta principios de la década de 1850, el élder Hyde y su compañero apóstol, el élder John Taylor, estuvieron entre los primeros misioneros en Alemania, con una pequeña rama creada en Hamburgo en 1851 y el Libro de Mormón publicado en alemán en 1852. Si bien los primeros conversos huyeron del hostigamiento a favor de Estados Unidos, Karl G. Maeser, un converso de Dresden, comenzó a presidir la

Misión de Suiza y Alemania en 1868, llamando a los miembros locales como líderes de rama, publicando el periódico Der Stern para los santos locales y ayudando a establecer una presencia más permanente de la Iglesia en el país.

A pesar de una depresión mundial, dos guerras mundiales y la división de la nación en Oriente y Occidente, la Iglesia floreció en Alemania, con estacas creadas en ambas naciones alemanas y templos dedicados en cada lado — Frankfurt en el oeste y Freiberg en el este — antes de la reunificación alemana en 1990.

Frankfurt12.png

La aguja, el frente y la plaza de entrada del Templo de Frankfurt Alemania, al anochecer, el 18 de octubre de 2019. En la ventana inferior derecha se puede ver el reflejo de la estatua del Christus que se encuentra dentro del anexo.

Scott Taylor

Andorra

Cuando se creó la rama de Andorra en agosto de 1993, el puñado de Santos de los Últimos Días incluía a Marlize Gómez Lima, la primera en bautizarse en el país, en abril de 1992. Anteriormente, los miembros tenían que viajar 135 km hasta Lérida, España, para asistir a las reuniones, y los primeros presidentes de rama de la pequeña congregación de Andorra no vivían dentro de los límites de la rama.

En 1993, se concedió la libertad religiosa, y la Iglesia solicitó el reconocimiento oficial. Más tarde, Javier Agulced Jerez — bautizado en marzo de 1998 con su esposa y sus dos hijas, se convirtió en el primer presidente de rama en vivir en los límites de la rama.

Armenia

En 1885, el Sr. Vatooguian y tres miembros de su familia se bautizaron en Turquía, convirtiéndose en los primeros armenios en unirse a la Iglesia, con el evangelio predicado a los armenios fuera de su tierra natal después de eso y el Libro de Mormón traducido al armenio occidental en 1937.

Los esfuerzos humanitarios de la Iglesia y sus miembros en Armenia en la década de 1990 ayudaron a allanar el camino para eventos clave de la Iglesia — el Libro de Mormón publicado en armenio oriental en 1991; Mikhail Oskar Belousaov fue el primer hombre bautizado en Armenia y Nara Sarkissian fue la primera mujer bautizada, ambos en 1992; y la organización de la rama de Ereván en 1994.

Viena_Austria.jpg

Vista del área de Viena, Austria, desde la Catedral Stephansdom. Viena fue identificada durante la conferencia general de abril de 2021 como un sitio para un templo.

Shutterstock

Austria

Aunque el élder Pratt dedicó Austria para la predicación del evangelio en 1865, no fue sino hasta el bautismo de Johann Huber de Haag am Hausruck en 1900 que comenzó el primer grupo duradero de santos austriacos.

A pesar de las congregaciones que se descontinuaron durante la Primera Guerra Mundial, la membresía persistió durante la depresión internacional, la anexión nazi y la Segunda Guerra Mundial, con la Iglesia creciendo sustancialmente en los años de la posguerra, de aproximadamente 200 miembros durante la guerra a 2 500 a finales de la década de 1960.

Bruxelas_Belgica.jpg

Paisaje urbano de Bruselas, Bélgica, en julio de 2019. Bruselas fue identificada durante la conferencia general de abril de 2021 como un sitio para un templo.

Shutterstock

Bélgica

Markow predicó en Bélgica en 1888 y bautizó a la familia Esselman. Los misioneros que trabajaban en Suiza y Alemania también fueron enviados a Bélgica, con 80 conversos y congregaciones organizadas en Lieja, Bruselas y Amberes en solo dos meses.

Los misioneros y miembros Santos de los Últimos Días en Bélgica se mantuvieron fieles y resilientes frente a la oposición y el conflicto. En 1896, una turba de casi 500 personas amenazó con matar al élder John Ripplinger en Lieja; la policía dispersó a la multitud, y el misionero permaneció en la ciudad y pronto bautizó a 10 personas. Y durante la ocupación alemana de Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial, los miembros de seis ramas permanecieron activos.

Bulgaria

Markow y Argir Dimitrov predicaron por primera vez sin éxito en Sofía en 1900, mientras que numerosos búlgaros aceptaron el bautismo en el extranjero durante las siguientes décadas.

Las discusiones comenzaron a fines de la década de 1980 entre los líderes de los Santos de los Últimos Días y los funcionarios del gobierno para establecer la Iglesia allí, pero no se registró oficialmente en Bulgaria hasta la década de 1990. En 1991, Nevenka y Kiril Kiria regresaron a su tierra natal para presidir la primera misión en Bulgaria.

56d559f06bc25a2deb91babc2aba07cf7c7a4fc1352901.jpeg

El estilo poco ortodoxo de Kresimir Cosic de jugar al baloncesto se convirtió en una marca registrada de su membresía en la Iglesia y su liderazgo en el mundo.

Foto de BYU

Croacia

Varios conversos croatas que se unieron a la Iglesia lejos de su tierra natal a principios del siglo XX regresaron para compartir el evangelio — John Stosich (también conocido como Janko Stošić), quien se bautizó en los EE. UU., predicó como misionero en Zagreb en 1911, mientras que Eviza Arbić Vujiči, que se bautizó en Hungría, regresó cuando Yugoslavia se convirtió en país en 1918 y se mantuvo fiel a pesar de su relativo aislamiento como miembro hasta su muerte en 1937.

La estrella del baloncesto croata Krešimir Ćosić se bautizó en 1971 cuando estudiaba en la Universidad Brigham Young y, durante su carrera profesional en Croacia, él ayudó a traducir el Libro de Mormón al serbocroata y ayudó a obtener el permiso para que los misioneros ingresaran al país. La primera rama organizada de Croacia llegó en 1974, en la ciudad natal de Ćosić, Zadar.

Chipre

Un pequeño grupo de 20 militares y sus familias en la base británica Akrotiri formaron el grupo Nicosia Chipre. Descontinuado en 1969 después de la transferencia del personal Santo de los Últimos Días de la base, el grupo se restableció en 1971, celebrando reuniones periódicas para un puñado de miembros y participando en reuniones protestantes interdenominacionales, algunas bajo la dirección de líderes Santos de los Últimos Días.

Durante las siguientes dos décadas, varios miembros de la Iglesia emigraron a Chipre, en 1988 se asignaron misioneros de tiempo completo para trabajar en Chipre y en 1989 se creó la rama Nicosia Chipre. En febrero de 1992, Georgia Philippou, una griega de 67 años chipriota, fue bautizada y se convirtió en el primer miembro chipriota.

copenhagen_denmark_temple_lds.jpeg

Templo de Copenhage Dinamarca.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Dinamarca

Peter Hansen, uno de los pocos daneses que se unió a la Iglesia durante la vida de José Smith, comenzó a traducir el Libro de Mormón mientras trabajaba como guardia nocturno en el Templo de Nauvoo. Él y el élder Erastus Snow, del Cuórum de los Doce Apóstoles, fueron llamados en 1849 para abrir una misión en Escandinavia, y la rama de Copenhague se organizó poco después de su llegada en 1850.

En 1851, la traducción al danés del Libro de Mormón se convirtió en la primera edición de la Iglesia impresa en un idioma distinto al inglés. Y en las décadas de 1850 y 1860, los Santos de los Últimos Días que se dirigían al oeste de los Estados Unidos constituían casi la mitad del total de emigrantes de Dinamarca.

Eslovaquia

Cuando se inauguró la Misión Checoslovaca el 24 de julio de 1929, la mayor parte del trabajo se llevó a cabo en ciudades de habla checa. Los primeros eslovacos conocidos que investigaron la Iglesia se produjeron cuando los Santos de los Últimos Días impartieron clases de “el yoga cristiano” durante la era comunista, utilizando el ejercicio del yoga como una forma creativa de compartir los principios del Evangelio. Cuando Eslovaquia y la República Checa se separaron en 1993, entre 20 y 30 santos permanecieron en Eslovaquia.

Peter Václav se interesó por la Iglesia después de asistir a un campamento de yoga y se bautizó; su esposa, Hana, también se unió. Después de la Revolución de Terciopelo de 1989, los Václav llevaron a cabo las primeras reuniones regulares de la Iglesia en Eslovaquia en su casa de Trenčín. El 24 de enero de 1993 se organizó la rama Trenčín, con Peter Václav como presidente de la rama.

Eslovenia

La obra misional en Ljubljana — aunque improductiva — se remonta a 1911. Cinco décadas después, Maria Gruden, cuyo hijo se había unido a la Iglesia en el extranjero, aceptó el evangelio en 1968 y se convirtió en la única Santo de los Últimos Días en Ljubljana — esencialmente en fiel aislamiento, excepto por viajes irregulares a las reuniones de la rama en Klagenfurt, Austria, y recibir visitas ocasionales de miembros de la Iglesia.

La obra misional comenzó en Yugoslavia en 1978, con misioneros no asignados a Ljubljana hasta 1990 y recibidos por varios conversos que vivían en Eslovenia. En solo dos años, se establecieron ramas en Ljubljana, Celje y Maribor.

madrid_spain_mormon_temple_954942_wallpaper.jpg

Templo de Madrid España.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

España

Alrededor de 1870, Melitón Trejo se convirtió en el primer miembro hispano de la Iglesia, emigró a Utah y ayudó en la primera traducción al español del Libro de Mormón. Más tarde acompañó a la primera expedición misional de la Iglesia a entrar en México.

La Ley de Libertad Religiosa de España — aprobada en 1967 — precedió a la organización de la rama de Madrid en febrero de 1968, al reconocimiento oficial de la Iglesia en octubre de 1968 y al establecimiento de la primera misión del país en julio de 1970.

Estonia

Con la que era la Unión Soviética suavizando las restricciones de viaje, Valtteri Rötsä viajó en 1989 de Estonia a Finlandia, se reunió con misioneros y se bautizó. Regresó y compartió el evangelio con familiares y amigos, y pronto se organizó una rama de la Iglesia en Tallin.

A fines de 1990, Jaanus Silla fue llamado como misionero, el primer llamado de la Iglesia a un ciudadano soviético. Durante su servicio, Estonia aseguró su independencia, con libertades religiosas adicionales otorgadas a los ciudadanos.

Helsinki_Finland_Temple_Stock.jpeg

Templo de Helsinki, Finlandia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Finlandia

Los Santos de los Últimos Días finlandeses que se unieron mientras vivían en el extranjero en las décadas de 1850 y 1860 solicitaron a la Iglesia que enviara misioneros a sus familiares en casa. Los primeros fueron los hermanos suecos Carl y Johan Sundström, quienes llegaron de Suecia en 1875 para predicar en Vaasa, donde se formó la primera rama.

Pero las condiciones legales y sociales (Finlandia fue parte del Imperio Ruso hasta 1917) y dos guerras mundiales significaron que solo se organizaran un par de ramas antes del final de la Segunda Guerra Mundial. Después de eso, se asignaron misioneros a ciudades de todo el país, se desarrollaron congregaciones y se publicó el Libro de Mormón en finlandés.

Paris_Temple_Exterior2017_resized_scaled.jpg

El Templo de París Francia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Francia

Los misioneros llegaron a Francia en 1849, y uno de los primeros conversos, Louis Bertrand, dirigió la Misión Francesa hasta que cerró en 1864. Los misioneros regresaron en 1908, pero dos guerras mundiales y dificultades económicas limitaron la presencia de la Iglesia, con Santos de los Últimos Días como Léon Fargier y Eveline Kleinert ayudando a sostener la Iglesia durante la Segunda Guerra Mundial.

El crecimiento posterior a la Segunda Guerra Mundial incluyó los beneficios del Templo de Berna, Suiza, que ofreciendo instrucción y ordenanzas en francés y la traducción y publicación de literatura de la Iglesia en francés.

Georgia

Los primeros Santos de los Últimos Días de Georgia se bautizaron fuera de su tierra natal en la década de 1990 — Roman y Nana Amirkhanashvili en Alemania y Vazha Natroshvili en Holanda. A finales de la década, los misioneros humanitarios estaban sirviendo en el país, sin poder hacer prosélitos abiertamente, pero para responder preguntas y hablar de la Iglesia.

Eso resultó en los primeros conversos del país — la familia Mamasakhlisi y un armenio, Hike Bagdasaryan. Pero como la Iglesia no estaba registrada en Georgia, ellos se bautizaron en septiembre de 1999 en Ereván, Armenia, el lugar de la misión más cercano en ese momento. La rama T’blisi se organizó en 2002 y, al año siguiente, se realizaron los primeros bautismos permitidos en Georgia en septiembre de 2003.

Grecia

El impresor de Atenas Rigas Pofantis solicitó información a la Iglesia a principios del siglo XX. El presidente de la misión en Turquía enseñó a Pofantis, quien se bautizó en 1905.

Pero no fue hasta más adelante en el siglo XX cuando el crecimiento resultó en la organización de una congregación en Atenas en 1965, el establecimiento de la Misión Grecia Atenas en 1990 y la construcción del primer centro de reuniones en 1999.

2_Hague_Netherlands_Temple2_1024x685_1.jpg

El Templo de La Haya, Holanda.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Holanda

El élder Hyde visitó comunidades judías en Ámsterdam, Rotterdam y La Haya en 1841, pero en 1861 los misioneros bautizaron a los primeros conversos holandeses. Si bien muchos de los primeros conversos migraron al oeste de los EE. UU., algunos regresaron a los Países Bajos para predicar el evangelio. La publicación de 1890 del Libro de Mormón en holandés condujo a un crecimiento sin precedentes.

La Iglesia y sus miembros en los Países Bajos soportaron dos guerras mundiales y un contacto limitado con las Oficinas Generales de la Iglesia; varios futuros líderes locales de la Iglesia se convirtieron en un campo de prisioneros de guerra alemán. Y la Estaca Holanda — la primera de la Iglesia en Europa continental — se organizó en 1961.

Hungría

Markow fue el primer ciudadano húngaro en ser bautizado, en 1887 mientras residía en Turquía. Aunque regresó a su tierra natal en 1899 para servir en una misión de tres años, él no fue el primer misionero húngaro en servir en Hungría. El élder Mihály Marjalaky (también conocido como Michael Marialaky), que había vivido en los EE. UU. desde 1873 y se unió a la Iglesia en Wyoming, prestó servicio en su ciudad natal, Debrecen, entre 1897 y 1898.

La obra misional al comienzo fue principalmente en alemán; sin embargo, las reuniones, el proselitismo y los bautismos se estaban realizando en húngaro en 1910, solo un par de años antes de que el país retirara el estatus reconocido de la Iglesia. Siete décadas después, en 1988, la Iglesia recibió el reconocimiento oficial, el regreso de los misioneros y la reanudación de las reuniones y actividades de la Iglesia.

Islandia

Los primeros misioneros Santos de los Últimos Días que predicaron en Islandia fueron Guðmundur Guðmundsson y Þórarinn Hafliðason, quienes regresaron a su tierra natal en 1851 después de convertirse a la Iglesia en Dinamarca. Después de la prematura muerte de Hafliðason, Guðmundsson predicó solo durante casi dos años, resistió la oposición y organizó una rama en 1853 en las Islas Westman.

La inmigración de conversos a Norteamérica a menudo dejó a Islandia sin ramas organizadas, y la obra misional se interrumpió desde la Primera Guerra Mundial hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando la presencia de la Iglesia fue ayudada por militares estacionados cerca de Keflavik. Los misioneros de Dinamarca regresaron en 1975, se organizó una rama en Reykjavik en 1976 y el Libro de Mormón se publicó en islandés en 1981.

Irlanda

Thomas Tate se convirtió en el primer converso de la Iglesia en Irlanda, bautizado cerca de Belfast por un apóstol, el élder Taylor. Diez años más tarde, Edward Sutherland — bautizado en Londres — dirigió un esfuerzo para expandir la Iglesia más allá de Belfast y ayudó a predicar el evangelio en su ciudad natal de Dublín, con una rama organizada allí en 1850.

La inmigración sustancial de personas a los EE. UU. provocó el cierre y la reapertura de ramas durante las décadas siguientes antes de que Irlanda obtuviera su independencia en 1922. La Iglesia disfrutó de un crecimiento sostenido luego de la organización de la Misión Irlandesa en 1962.

rome_sunday_c_1_9036.jpeg

El Templo de Roma, Italia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fotografiado el lunes, 13 de enero de 2019, luego del atardecer.

Ravell Call

Italia

Bautizado en 1843 en Boston, Massachusetts, se cree que Joseph Toronto es el primer converso italiano conocido de la Iglesia — cuyo nombre de nacimiento es Giuseppe Taranto — y fue uno de los primeros misioneros de su tierra natal cuando acompañó al élder Snow y a otros en 1849. Sin embargo, la misión se cerró en 1867.

En la década de 1950, varios italianos aprendieron el evangelio en otros países y regresaron a casa para compartirlo con sus familias, lo que resultó en la formación de ramas de habla italiana en Brescia y Palermo. En 1996, casi un siglo después de su cierre, se restableció la Misión Italiana, con sede en Roma.

Letonia

Mientras Markow predicó el evangelio en Riga en 1903, la presencia de la Iglesia en Lavia comenzó en 1992 — cuando los recientes conversos Gvido y Velga Senkāns se mudaron de Moscú a Riga en 1992. Ese año, llegaron los misioneros y se organizó la primera rama de Letonia.

Siguieron ramas adicionales de habla letona y rusa, con el Libro de Mormón publicado en letón en 2001.

Lituania

En 1907, los Santos de los Últimos Días predicaron por primera vez en lo que hoy es Lituania (Klaipėda, entonces Meme, Alemania), con una rama establecida en 1909. Pero el contacto se perdió durante la Segunda Guerra Mundial y el país pasó a formar parte de la antigua Unión Soviética.

A finales de la década de 1980, varios lituanos que se habían bautizado en otros países regresaron a casa, y a fines de 1992 se asignaron misioneros de tiempo completo a Lituania, después de que el país recuperara la independencia.

Malta

El élder Snow y Jabez Woodward llegaron a Malta desde Italia en febrero de 1852, siendo Ferndinanda Seiapati y Jean Alais Frouche los primeros bautizados en la isla. Pronto se organizó una pequeña rama, compuesta principalmente por personal militar británico; sin embargo, los oficiales militares los amenazaron con la pérdida de rango o el castigo por participar, y muchos permanecieron fieles, pero otros se alejaron. Muchos miembros de la rama partieron en 1854 para servir en la guerra de Crimea, con “ramas móviles” para los que sirvieron en la guerra.

Pero la rama de Malta se disolvió sin presencia oficial de la Iglesia hasta que regresaron los Santos de los Últimos Días — principalmente nuevamente con el ejército británico — y celebraron reuniones grupales en las décadas de 1960 y 1970. Emanuele D'Emanuele fue el primer nativo de Malta en servir como presidente de rama, llamado en 1991.

Moldavia

Con viajes disponibles después de la caída de la Unión Soviética, los primeros Santos de los Últimos Días moldavos se unieron a la Iglesia lejos de su tierra natal a mediados de la década de 1990 — Vitalii Volosin en Rusia, Sylvia Vacarcius en Ucrania y Lilia Carasciuc en California. Casi al mismo tiempo, un puñado de Santos de los Últimos Días que vivían en Moldavia comenzaron a reunirse para el culto semanal.

Los misioneros de tiempo completo — sin poder hacer prosélitos abiertamente, ofrecieron servicio y enseñaron cuando los miembros se los pidieron o recomendaron — llegaron a Chisinau en 1997, bautizaron cinco personas más tarde ese año y organizaron una rama.

Oslo_Noruega.jpg

Una vista del fiordo de Oslofjord y la fortaleza de Akershus desde la parte superior del ayuntamiento en Oslo, Noruega. Oslo fue identificada durante la conferencia general de abril de 2021.

Shutterstock

Noruega

Los noruegos que se unieron a la Iglesia en los EE. UU. formaron parte de las primeras compañías pioneras en llegar al Valle del Lago Salado, y varios años después — en 1851 — la Misión Escandinava extendió su obra a Noruega. A pesar de la oposición inicial y de que el gobierno del país no estaba dispuesto a reconocer a la Iglesia, miles de personas en Noruega se unieron a la Iglesia en el siglo XIX. Casi la mitad de los primeros miembros emigraron para ayudar a edificar la Iglesia en Utah, incluyendo John A. Widtsoe, más tarde miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Noruega permitió que la Iglesia predicara en el país; el registro oficial como denominación religiosa llegó finalmente en 1988.

Polonia

El trabajo misional a finales del siglo XIX de la Misión de Suiza y Alemania resultó en casi 2 500 conversos y un distrito en el territorio de la Polonia moderna. Una rama en la pequeña ciudad de Selbongen (más tarde Zelwagi) se estableció a principios de la década de 1920 — esta funcionó como el punto central de la Iglesia cuando las tropas soviéticas avanzaron hacia Polonia a finales de la Segunda Guerra Mundial, con muchas ramas cerradas cuando los miembros huyeron a Alemania.

La Iglesia reanudó el establecimiento de ramas en todo el país en las décadas de 1960 y 1970, después de que el gobierno polaco le diera reconocimiento oficial.

LisbonTemple_ST.jpg

Templo de Lisboa, Portugal.

Scott Taylor

Portugal

La no violenta Revolución de los Claveles en 1974 condujo a una nueva manera de gobierno y al comienzo de la libertad religiosa en el país, con los Santos de los Últimos Días comenzando la obra misional allí. La Iglesia transfirió misioneros a Portugal desde Brasil y, en 1975, se organizó una rama en Lisboa.

En cinco años, Portugal albergaba a más de 1000 miembros, con ramas adicionales en Lisboa, Oporto, Coimbra, Viseu y las Azores. Para el año 2000, Portugal tenía cinco estacas y más de 35 000 miembros, lo que generaba una mayor concentración de Santos de los Últimos Días que casi cualquier otra nación europea.

England2_1.jpeg

El campo en Downham, Inglaterra, el miércoles, 27 de octubre de 2021. Unos de los primeros misioneros de la Iglesia, Heber C. Kimball y Joseph Fielding enseñaron y bautizaron a muchos conversos en el área.

Jeffrey D. Allred, Deseret News

Reino Unido

El primer grupo de siete misioneros llegó a Inglaterra el 19 de julio de 1837, predicó en Preston el 23 de julio y celebró un bautismo el 30 de julio para nueve conversos frente a una multitud curiosa de 8 000 personas. A la semana siguiente se bautizaron otros 50, el comienzo de más de mil conversos en los primeros años.

Entre 1837 y el cambio de siglo, unos 100 000 conversos emigraron para unirse al cuerpo principal de la Iglesia en los EE. UU., y casi la mitad de la población de Utah en 1870 eran inmigrantes británicos. La obra misional en el Reino Unido sobrevivió a los reveses de dos guerras mundiales, y en la década de 1950 la membresía aumentó a medida que los líderes de la Iglesia animaban a los nuevos miembros a ayudar a edificar la Iglesia en sus países de origen.

London_England_Temple.jpg

El Templo de Londres, Inglaterra.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

República Checa

Thomas Biesinger llegó a Praga en 1884 como el primer misionero en lo que ahora es la República Checa. Arrestado por predicación no autorizada, pasó casi 70 días en prisión, pero bautizó a Anthon Just, su único converso, justo antes de salir de la ciudad. Él regresó en 1928 a la edad de 82 años, ayudando a la Iglesia a obtener reconocimiento legal, y pronto siguió la organización de la Misión Checoslovaca.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el subsiguiente surgimiento del Partido Comunista y la prohibición del gobierno de la Iglesia en 1950, los Santos de los Últimos Días checos permanecieron fieles durante cinco décadas, a pesar de no practicar abiertamente su fe, pero tratando de ser lo más creativos y consistente posible en sus

reuniones y asociaciones. Eso incluyó que algunos miembros enseñaran clases de “yoga cristiano” como una forma de compartir los principios del evangelio, con unas 130 personas convertidas a la Iglesia.

460632f8a69a38bd6ecb809d6fef95e169594eaa2188490_scaled.jpeg

Algunos de los manuales de la iglesia escritos a mano, mecanografiados y fotocopiados, utilizados en la década de 1970, que los miembros de Checoslovaquia crearon para ellos mismos durante la era de la Guerra Fría, cuando el gobierno comunista del país prohibió los materiales religiosos.

Scott Taylor, Church News

Rumania

Markow comenzó a predicar en lo que ahora es Rumania y estableció ramas en Bucarest, Timişoara y Braşov. Sin embargo, no se sabe de ningún miembro que haya permanecido en Rumania después de la década de 1930.

Después de la Revolución Rumana de 1989, los líderes de la Iglesia ofrecieron asistencia humanitaria y algunos en el país se sintieron atraídos por el Evangelio restaurado. Se estableció una rama de la Iglesia en Bucarest en 1991; en menos de 10 años, se encontraban otras ramas en Constanța, Piteşti, Ploieşti, Arad, Timişoara, Cluj-Napoca, Oradea, Sibiu, Bacău, Braşov, Galați y Laşi.

Rusia

Las primeras congregaciones rusas fueron creadas en 1990 en San Petersburgo y Vyborg, y la primera estaca del país se organizó en Moscú en 2011. Sin embargo, los lazos de la Iglesia con Rusia se remontan a mediados del siglo XIX.

José Smith llamó misioneros a Rusia en 1843, los líderes de la Iglesia visitaron el país en 1866 y en 1895, la familia Lindlöf se unió a la Iglesia en San Petersburgo.

Serbia

Markow predicó brevemente en Beograd y Zrenjanin en 1899, pero Eviza Arbić Vujičić fue la primera Santo de los Últimos Días en establecerse en Serbia, mudándose a Beograd en 1918 después de bautizarse en Hungría. En parte gracias a sus esfuerzos, Matej Spaček se convirtió en la primera persona bautizada en Serbia en 1933.

Las raíces del evangelio en el área se establecieron más firmemente en las décadas de 1970 y 1980, gracias a Ćosić, la estrella de baloncesto de BYU, él se bautizó en Utah y ayudó a difundir el evangelio mientras jugaba profesionalmente en Yugoslavia. La primera rama en Serbia se organizó en Beograd en 1983.

stockholm_sweden_lds_temple_1029790_wallpaper_1024x641_1.jpg

El Templo de Estocolmo, Suecia

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Suecia

John E. Forsgren, un marinero sueco que se bautizó en Boston, Massachusetts, se convirtió en el primer misionero de la Iglesia en su tierra natal cuando — después de emigrar al Valle del Lago Salado con otros pioneros — fue asignado a Suecia. Primero se detuvo en su ciudad natal de Gavle en 1850, bautizando a su hermano Peter, quien se convirtió en el primer converso en Suecia. Después de algunos bautismos más, el élder Forsgren fue arrestado por predicar y desterrado del país.

En 1853, los misioneros regresaron al sur de Suecia y organizaron una congregación en Skonaback, y durante las próximas décadas muchos nuevos conversos emigraron para unirse a los Santos de los Últimos Días en el oeste de los EE. UU.

swiss_temple_ms_22200_box_68_06.jpeg

Segundo desde la izquierda, el presidente William F. Perschon, de la Misión Suiza-Austria, el élder Samuel E. Bringhurst, presidente del nuevo templo, el presidente de la Iglesia, David O. McKay, y el élder Richard L. Evans, del Cuórum de los Doce Apóstoles, se van del Templo de Berna, Suiza, después de una sesión dedicatoria el 11 de septiembre de 1955. El Templo de Suiza fue el primero en Europa.

Archivos Deseret News

Suiza

Mientras predicaba en Italia, el élder Snow envió a su compañero, Thomas B. H. Stenhouse, al otro lado de los Alpes en noviembre de 1850 para predicar en Suiza, y los primeros conversos se bautizaron en marzo siguiente. Cientos se bautizaron durante la siguiente década, muchos emigraron más tarde a Utah.

Otros se quedaron ayudando a establecer una fundación suiza fiel que resistiría dos guerras mundiales en el siglo XX. La ciudad de Berna fue elegida como el sitio del primer templo de la Iglesia en Europa, dedicado en 1955. Los santos suizos también desempeñaron un papel clave en la reapertura de la obra misional en Italia en la década de 1960 y luego en la administración de ramas en el Medio Oriente.

Turquía

Los líderes de la Iglesia que predicaban en Turquía en 1850 reconocieron a la actual Éfeso como el hogar del Nuevo Testamento de la congregación cristiana a la que pertenecían Pablo, Timoteo y Juan. Una congregación en Turquía en 1854 estaba formada por soldados Santos de los Últimos Días británicos que luchaban en la Guerra de Crimea. Y en 1884, la Iglesia estableció la Misión Turca; en 1887, Markow, que entonces vivía en Estambul, se unió a la Iglesia y luego predicó el evangelio en toda Europa central y oriental.

La Iglesia organizó varias congregaciones nuevas en Turquía, comenzando con una en Ankara en octubre de 1979.

Kyiv_Temple_dedication.jpg

El Templo de Kiev, Ucrania, el día de su dedicación, 29 de agosto de 2010.

Scott Taylor

Ucrania

Los primeros misioneros llegaron a la ciudad capital de Kiev en octubre de 1990, con una pequeña rama de Santos de los Últimos Días ucranianos comenzando a reunirse allí en un salón alquilado en 1991.

La membresía se expandió por toda Ucrania, con ramas establecidas en casi todas las ciudades importantes del país. La primera estaca de la Iglesia en Europa oriental se organizó en Kiev en 2004. Y 20 años después de la llegada de los misioneros al país, el Templo de Kiev, Ucrania, se dedicó en agosto de 2010.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.