Menú
EN LAS NOTICIAS

Cómo ayudó el élder Renlund a los jóvenes en la conferencia PFJ a sentir el amor del Salvador, uno por uno


Cuando los jóvenes en una conferencia Para la Fortaleza de la Juventud en Salt Lake City entraron a su devocional matutino el miércoles, 20 de julio, el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, se paró junto a la puerta para saludarlos, uno por uno.

Les estrechó la mano, mirándolos a los ojos. Él preguntó a algunos de dónde son y qué están aprendiendo. Durante el almuerzo, el élder Renlund y su esposa, la hermana Ruth L. Renlund, conversaron personalmente con cuantos jóvenes quisieron hablar con ellos.

“Creo que esto es lo que haría el Salvador”, dijo el élder Renlund a Church News mientras visitaba la conferencia PFJ en la Universidad de Utah. “Si Él estuviera aquí, se tomaría el tiempo con las personas. Estoy seguro de que Él podría dar un discurso maravilloso desde un púlpito. Pero creo que Él reconocería que es estar con aquellos a quienes Él quiere amar e influenciar lo que hace la diferencia”.

Fue una experiencia inolvidable para muchos de los jóvenes, ya que sintieron el amor del Salvador a través de uno de Sus apóstoles.

ElderRenlundFSY.chn_KM_735_scaled.jpg

El élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Ruth L. Renlund, posan para una foto grupal con los asistentes a la conferencia Para la Fortaleza de la Juventud en el Instituto de Religión ubicado junto a la Universidad de Utah en Salt Lake City, el miércoles, 20 de julio de 2022.

Kristin Murphy, Deseret News

“El Señor estaba con él”, dijo Alayna Thomas, de 14 años, de Grantsville, Utah. “Cuando le estreché la mano, mi Espíritu simplemente se elevó y comencé a llorar lágrimas de felicidad. Era tan fuerte. Podía sentir el amor”.

Andy Kadomtsev, de 16 años, de Spanish Fork, Utah, dijo que se sintió especial sabiendo que, aunque era uno de los cientos de jóvenes, el élder Renlund quería saludarlo individualmente. “Y su esposa, me di cuenta cuando le estreché la mano, la mirada en sus ojos era como si realmente quería venir y estar allí”.

El élder y la hermana Renlund estuvieron acompañados por la hermana Rebecca L. Craven, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, y el hermano Bradley R. Wilcox, segundo consejero de la presidencia general de los Hombres Jóvenes. Los Renlund también visitaron una sesión de PFJ en la Universidad de Utah la semana anterior con la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, y el presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund.

¿Qué es PFJ?

PFJ es una conferencia de cinco días para jóvenes de 14 a 18 años de edad, que sigue el modelo del programa Especialmente para la Juventud de la Universidad Brigham Young, y que incluye devocionales, clases, bailes, un show de talentos y otras actividades. Aunque PFJ se ha realizado internacionalmente durante varios años, este es el primer año que se ofrece a los jóvenes en los Estados Unidos y Canadá. Este verano se llevarán a cabo un total de 212 sesiones en los EE. UU. y Canadá.

“Esperamos que desarrollen una fe en el Señor Jesucristo y un compromiso de seguirlo”, dijo el élder Renlund sobre los jóvenes que asisten a PFJ. “El propósito de

Dios en la crianza de los hijos no es que Sus hijos sean obedientes, sino que Sus hijos elijan ser obedientes. Y PFJ crea un ambiente y un entorno en el que pueden tomar estas decisiones bajo la influencia del Espíritu”.

En un tiempo crítico en la vida de los jóvenes, la hermana Renlund agregó: “PFJ les brinda la oportunidad de solidificar realmente en sus mentes y corazones quiénes son, quiénes quieren ser y con quién quieren estar”.

IMG_5371_scaled.jpeg

El élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Ruth L. Renlund, saludan a los jóvenes en una conferencia Para la Fortaleza de la Juventud en la Universidad de Utah en Salt Lake City, el miércoles, 20 de julio de 2022.

Sydney Walker, Church News

El hermano Wilcox dijo que ha escuchado muchas historias que comienzan con estas palabras: “Yo no quería venir, pero…”. Esas frases siempre son seguidas por los jóvenes hablando de la experiencia positiva que tuvieron. Y no es solo porque hicieron nuevos amigos o se divirtieron en un baile.

“Se están acercando más al Salvador”, dijo el hermano Wilcox. “Ellos están sintiendo el Espíritu y reconociendo que están sintiendo el Espíritu. Ellos están viendo modelos a seguir en los consejeros, en los maestros y en algunos de los otros jóvenes. Y esos modelos a seguir los están ayudando a comprender que pueden estar cerca de la Iglesia, pueden ser fuertes en la Iglesia y aún pueden ser jóvenes interesantes”.

Cuando la hermana Craven ha preguntado a los jóvenes sobre sus partes favoritas de PFJ, a menudo ellos mencionan el tiempo de estudio personal de las Escrituras. “Ellos han aprendido a amar las Escrituras”, dijo ella. “Están ansiosos por continuar con sus nuevos hábitos de orar más a menudo y estudiar las Escrituras, no solo leerlas”.

Hay un poder fortalecedor en PFJ que ayuda a los jóvenes a comprender mejor quiénes son, dijo la hermana Craven. “Cuando se van de PFJ, esperamos que regresen a casa con más valor para vivir realmente lo que ellos saben”.

El impacto que deja en los consejeros

En PFJ, los jóvenes se organizan por compañías, o grupos, supervisados ​​por jóvenes adultos consejeros. Una consejera, Taylor Bills, le dijo a la hermana Renlund: “Me encanta lo que PFJ está haciendo por la juventud, pero me encanta lo que ha hecho por mí”.

IMG_5403_1_1024x768_1.jpeg

Taylor Bills, a la izquierda, consejera en una conferencia Para la Fortaleza de la Juventud en la Universidad de Utah en Salt Lake City, posa para una foto con la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, el martes, 12 de julio de 2022.

Ruth Renlund

Lo mismo ocurre con Emily Cannon, una consejera de 19 años de Tupelo, Mississippi, que está tratando de transferirse de universidad para estar en un mejor entorno social donde pueda vivir sus estándares.

“Tener que aprender a confiar en el Señor junto con los jóvenes mientras tratan de hacer eso en sus propias vidas; ha sido genial ver los paralelos y poder compartir eso con ellos, para que sepan que yo también soy una persona que está luchando y tratando de confiar en el Señor tal como ellos lo están haciendo”, dijo ella.

El colega consejero Brad Salvador, de 22 años, de Fresno, California, dijo que puede ver un cambio en los jóvenes del lunes al sábado. Ellos crecen espiritual y socialmente. Y cuando llega el sábado, no quieren irse. Cada semana él está cambiando también.

“Ser consejero y servir a la juventud y ver crecer sus testimonios me ha ayudado y realmente me ha devuelto ese Espíritu que tanto amo y deseo”, dijo él. “Y simplemente me recuerda cuánto necesito el evangelio en mi vida y cuánta felicidad trae”.

El testimonio de un apóstol

Mientras el élder y la hermana Renlund almorzaban con los jóvenes, una joven llorosa les habló sobre una preocupación personal. Ella explicó que el plan de salvación le produce ansiedad porque no siente que sea lo suficientemente buena como para vivir con Dios y su familia para siempre.

La respuesta, le dijo el élder Renlund, es Jesucristo y Su expiación.

“Todo lo que Él espera que ella haga es intentarlo. Y ese es el mensaje que necesitan escuchar”, dijo el élder Renlund sobre los jóvenes. “La respuesta siempre será Jesucristo y Su sacrificio expiatorio, Su amor por ellos que los cambiará. Y es con Su ayuda que la ansiedad por lo que va a pasar desaparece”.

ElderRenlundFSY.chn_KM_336_scaled.jpg

El élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla a los jóvenes que asisten a la conferencia Para la Fortaleza de la Juventud en el Instituto de Religión ubicado junto a la Universidad de Utah en Salt Lake City, el miércoles, 20 de julio de 2022.

Kristin Murphy, Deseret News

Al final del devocional de la mañana, el élder Renlund testificó a los jóvenes que vivir los mandamientos de Dios y permanecer en la senda del convenio es liberador, no restrictivo.

“Jesucristo es la respuesta a cada pregunta”, dijo él. “Y a medida que nos enfocamos y nos centramos en Él, terminamos con la mayor libertad que jamás podamos tener, porque nos convertimos en herederos junto con Jesucristo de todo lo que tiene el Padre Celestial.

“Sé que Jesucristo es su amigo bondadoso, sabio, celestial, y el mío también. Y a medida que he llegado a conocerlo, sé que a Él le encanta restaurar lo que ustedes no pueden restaurar. Le encanta sanar lo que ustedes no pueden sanar. Le encanta arreglar las cosas que están irreparablemente rotas y Él los compensará por cualquier injusticia que experimenten en esta vida”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.