Menú
EN LAS NOTICIAS

Lo que una familia aprendió sobre el poder de las letras en el Festival de Música de la Iglesia 2022

El concierto anual presenta composiciones originales, letras y arreglos presentados por miembros de todo el mundo

merlin_2934461.jpeg

La familia Chacón interpreta “I Will Say a Prayer” en el Festival de Música de la Iglesia 2022 en el Teatro del Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado, 6 de agosto de 2022.

Ben B. Braun, Deseret News


Cuando Sayuri Chacón ora, sabe que el Padre Celestial la escuchará — es un testimonio simple que la joven de 15 años obtuvo mientras cantaba con su familia en el Festival de Música de la Iglesia 2022 (en inglés).

“A veces sientes que en el mundo la gente no te escucha, pero cuando dices una oración, Él siempre está ahí para escucharte”, dijo ella.

Sayuri, junto con sus padres y cinco hermanos de 8 a 16 años, interpretaron la canción “I Will Say a Prayer” [Diré una oración] durante el concierto del sábado, 6 de agosto.

“I Will Say a Prayer” — letra y música de Janice Kapp Perry — fue una de las 17 obras originales premiadas que se presentaron en el Festival de Música de la Iglesia de 2022 “¡Regocíjense!” El concierto en vivo se originó en el Teatro del Centro de Conferencias en la Manzana del Templo en Salt Lake City y se transmitió en línea en la página de transmisión de la Iglesia (en inglés).

Tsukie Chacón, la madre de Sayuri, dijo que mientras su familia ensayaba la canción durante las últimas semanas, ha visto cómo la repetición de la letra los ha fortalecido.

“Ahora entiendo el propósito de aprender o memorizar himnos y pasajes de las Escrituras”, dijo Tsukie, quien nació en México y vive en Highland, Utah. “Veo la importancia de eso en nuestra vida diaria”.

El Festival Anual de Música de la Iglesia presenta música y letra originales enviadas por miembros de la Iglesia de todo el mundo a través de la enviar música a la Iglesia. La sumisión de música de la Iglesia fomenta el desarrollo del talento musical y trae a la luz nuevas obras musicales al invitar a los Santos de los Últimos Días a enviar música original para su consideración, incluyendo himnos y canciones infantiles, arreglos de himnos para coros, solistas e instrumentistas, e himnos de coros.

Katie Bastian, gerente de música en el Departamento del Sacerdocio y la Familia de la Iglesia, dijo: “Aunque todos tenemos diferentes experiencias, pruebas y culturas, la música es un lenguaje universal del que todos podemos beneficiarnos, ya sea que seamos creadores, intérpretes ó oyentes. Nuestra esperanza es que todos los que participen sientan el amor del Padre Celestial y de Jesucristo”.

Una cosa que hace que el Festival de Música de la Iglesia sea único, agregó, es que muchos de los compositores y letristas originales asisten en persona para escuchar cómo cobran vida sus creaciones — algunos por primera vez.

El concierto abrió con “El alba ya rompe”, un arreglo de Suzanne Ostler Shippen interpretado por un coro mixto. La joven intérprete Elle Hirst cantó “Along the Covenant Path” [A lo largo de la senda del convenio], con letra y música de Jocelyn Parker Parmer. Joshua Yordy interpretó su canción original “Follow Me” [Sígueme], y un cuarteto doble de hombres cantó “Touch Thou My Eye” [Toca Señor mis ojos], con letra de Jan Pinborough y música de Michael Finlinson Moody.

Otras canciones incluyeron una interpretación de violonchelo y piano de “Más cerca, Dios, de ti”, arreglada por Heather G. Badger, y un video musical de “It is Glorious” [Es gloriosos], con letra y música de Marie Pearson Tarbet y Larry Pearson. El coro mixto cerró el concierto con “¡Ven, regocíjate!” arreglo por Tami N. Petersen.

Solo un puñado de las más de 70 canciones premiadas se presentaron durante el concierto. Los ganadores de los premios procedían de Nigeria, la República Democrática del Congo, Inglaterra, Canadá y varios estados de EE. UU.

Emma Lounsbury y Maleia Robinson fueron ganadoras de premios por primera vez y presentaron canciones contemporáneas.

Originaria de Oregón, Lounsbury comenzó a hacer arreglos y componer música en el piano cuando tenía 8 años. Escribió su canción “I Have You” [Te tengo] cuando era una adolescente. La canción comunica su relación con Dios y cómo ella ha confiado en Él para superar las dificultades, la soledad y la desesperación.

“La música para mí es solo una forma de comunicar mis experiencias, contar historias y expresar las cosas de mi corazón”, dijo ella.

Lounsbury agregó que se siente honrada de compartir una canción con otros que es significativa para ella. “Mi esperanza es que mi canción pueda conectarse y resonar con ellos”, dijo sobre quienes la escuchan.

Robinson, que creció en el condado de Orange, California, escribió la canción “Remember” [Recuerda] mientras reflexionaba sobre lo que más le importa a ella — la familia. Expresó su gratitud por la oportunidad de compartir su testimonio a través de la música.

“Serví en una misión en Cincinnati, Ohio, como misionera proselitista, y luego regresé a casa como una misionera de servicio. Y siempre sentí que mi misión debe continuar”, dijo Robinson a Church News. “Siento que la música es mi forma de cumplir esa misión y compartir mi testimonio de Jesús con los demás”.

Las partituras de este concierto estarán disponibles para su descarga gratuita en ChurchofJesusChrist.org/music/library/submitted-music-2012-present (en inglés). Se archivará una grabación del festival en Biblioteca del Evangelio, la aplicación Música Sagrada y Gospel Media para verlo bajo demanda.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.