Menú
EN LAS NOTICIAS

Llamados a servir, invitados a cantar: El propósito y el poder del coro del Centro de Capacitación Misional de Provo

No se necesitan audiciones ni experiencia previa para el coro compuesto por misioneros que se capacitan en el CCM durante 2 a 6 semanas

merlin_2915674.jpeg

Ryan Eggett dirige el coro del Centro de Capacitación Misional de Provo durante un devocional con el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en el Centro de Capacitación Misional de Provo, Utah, el martes, 22 de marzo de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News


Llamados a servir, invitados a cantar: El propósito y el poder del coro del Centro de Capacitación Misional de Provo

No se necesitan audiciones ni experiencia previa para el coro compuesto por misioneros que se capacitan en el CCM durante 2 a 6 semanas

merlin_2915674.jpeg

Ryan Eggett dirige el coro del Centro de Capacitación Misional de Provo durante un devocional con el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en el Centro de Capacitación Misional de Provo, Utah, el martes, 22 de marzo de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

PROVO, Utah — Pocos coros podrían disfrutar de una sensación de continuidad, sostenibilidad y éxito si sus miembros — más de la mitad sin experiencia coral previa — nunca hicieran una audición, simplemente se presentaran a cantar y se cambiaran cada pocas semanas.

Pero el coro del Centro de Capacitación Misional de Provo, compuesto por misioneros de tiempo completo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que se capacitan en las instalaciones de Provo, Utah, durante dos a seis semanas antes de partir para servir en asignaciones en todo el mundo, ha sido un elemento básico en el CCM durante décadas.

Y Ryan Eggett, quien calcula haber dirigido a más de 100 000 misioneros durante su llamamiento como director del coro del CCM desde 2012, no está convencido de la etiqueta de “coro”, sino que prefiere algo así como “misioneros cantantes”.

“Diré en los ensayos con mucha frecuencia: ‘Sabes, en realidad no somos un coro. Somos un grupo de misioneros, así que quiero que canten esto como lo cantaría un misionero’”, dijo Eggett, explicando que les pide que “enseñen” el mensaje en lugar de simplemente cantarlo. “Así que nos enfocamos en que sea una experiencia misional y no una experiencia de coro, y ahí es donde entra la verdadera continuidad”.

merlin_2915690.jpeg

El coro del CCM canta durante un devocional con el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en el Centro de Capacitación Misional de Provo, Utah, el martes, 22 de marzo de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

“La música es un conducto tan poderoso”

En una ocasión, un músico profesional vio ensayar al coro del CCM y vio que Eggett pasaba menos tiempo cantando y practicando un himno y en su lugar se enfocaba en su historia y significado, así como en el evangelio y las experiencias misionales.

“¿Por qué no canta más?” preguntó el músico. “La música es el poder”.

Eggett no estuvo de acuerdo. “No, el evangelio es el poder; la música es el medio para acceder al poder”, dijo él, y agregó que la persona luego escuchó la actuación del coro y expresó admiración por su poder y espíritu.

El presidente del CCM de Provo, Benson L. Porter, dijo que el coro, que últimamente se compone de 500 a 800 misioneros cada semana, desempeña un papel importante en ayudar a atraer el Espíritu Santo a los devocionales semanales del CCM. “Cuando cantan, dan todo lo que tienen, y todos pueden sentirlo en sus almas. Simplemente se suma a la “sensación” general que se encuentra aquí en el campus del Señor. Trae unidad a todos los que escuchan, testificando que todos somos parte de esta gran causa de recoger a Israel”.

Su compañera, la hermana Kerry Porter, agregó: “El Espíritu puede dar testimonio a cada misionero de que la doctrina que están cantando es verdadera. La música es un conducto tan poderoso para la revelación personal”.

merlin_2938741.jpeg

El director del coro del CCM, Ryan K Eggett, dirige el coro en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el martes, 6 de septiembre de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

La constante del liderazgo

Una constante clave es Eggett y Ellen Amatangelo: él como director del coro del CCM durante más de dos décadas y ella como acompañante principal durante 15 años.

Estos llamamientos son adicionales a su empleo de tiempo completo. Eggett, un ex misionero que prestó servicio en el norte de Brasil y como instructor de Instituto durante 27 años, Eggett ahora trabaja para el Departamento del Sacerdocio y la Familia de la Iglesia como gerente de producto de investigación e instrucción de miembros. Amatangelo, quien sirvió su misión en Idaho, es directora de comunicaciones académicas en la Biblioteca Harold B. de la Universidad Brigham Young.

“Nunca les digo a los presidentes del CCM cuánto tiempo he estado allí”, bromeó Eggett, “porque podrían relevarme”.

En el año 2000, más o menos cuando él estaba empezando un coro en el Instituto de Utah Valley en Orem, Utah, fue llamado para ser director asistente en el CCM los domingos por la noche de Douglas Brenchley, el director principal del coro del CCM desde mediados de la década de 1980, y quien recientemente había sido llamado a una presidencia de estaca. En 2012, Brenchley fue llamado como director de otro tipo — en un sitio histórico de la Iglesia — y el llamamiento de Eggett fue cambiado a director principal.

merlin_1801041.jpeg

Un coro misional canta durante un devocional del martes por la noche en el Centro de Capacitación Misional de Provo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Provo, Utah, el 8 de marzo de 2011. El director es Douglas Brenchley.

Ravell Call, Deseret News

Amatangelo fue llamada en 2007 como acompañante, habiendo trabajado con Eggett en su papel actual con el coro del Instituto y con Brenchley en varios proyectos musicales.

“Cada semana recibo un estímulo del entusiasmo y el gran espíritu de los misioneros”, dijo Amatangelo. “Su deseo de llevar a otros a Cristo es casi palpable”.

Ella agregó que Eggett tiene un talento natural para sacar lo mejor del canto de los miembros del coro, con la capacidad de establecer conexiones entre la música, el evangelio y los que cantan. “Es un excelente maestro y narrador y ha estudiado la historia de los himnos extensamente, por lo que puede darles vida para los misioneros”.

Eggett es igualmente elogioso de Amatangelo, llamándola “una brillante lectora a primera vista” que puede manejar peticiones de última hora para cambiar los números ya planificados. Ella toca el piano, el órgano, la trompeta y la trompa, y a Eggett le gusta recordar la ocasión en que, con el coro del Instituto de Utah Valley, Amatangelo empezó tocando la fanfarria de trompeta del “Himno de la Batalla de la República” y luego se sentó al piano para continuar con el acompañamiento.

“Pensé que era la cosa más loca que había visto en mi vida”, dijo él, y agregó que “tiene muy buen olfato misional y mucha paciencia con los misioneros”.

merlin_2885259.jpeg

Ellen Amatangelo toca el órgano antes de una transmisión devocional en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el martes, 21 de septiembre de 2021.

Kristin Murphy, Deseret News

Atrayendo a un gran número de personas

El coro del MTC disfruta de otras continuidades. Una es el horario: el coro ensaya los domingos por la tarde y canta en los devocionales de los martes por la noche. A veces, un grupo selecto y más pequeño del coro, tiene prácticas y actuaciones adicionales, como en un seminario anual para nuevos líderes de misión o una sesión de la conferencia general cada pocos años.

Otra continuidad son los grandes números de personas que atrae el coro. Para un devocional del CCM a principios de septiembre con el élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, casi 800 de los 1200 misioneros en total que se capacitaban en el CCM esa semana cantaron en el coro. En otro devocional a finales de este mes, el coro de cuatro partes contó con 341 personas solo en la sección de bajos, casi el número total de miembros del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo.

merlin_2938739.jpeg

Los misioneros cantan en el coro durante un devocional con el élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en el Centro de Capacitación Misional de Provo, Utah, el martes, 6 de septiembre de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

En la última década, el coro del CCM ha experimentado extremos en el número de participantes, desde que la  Iglesia en 2012 redujo la edad mínima de los misioneros (en inglés), y el número de personas en capacitación en el CCM aumentó, hasta cuando la pandemia de COVID-19 cerró las operaciones normales en los centros de capacitación misional de la Iglesia en 2020 y en 2021.

Con el aumento que produjo el cambio de edad (en inglés), el número de capacitaciones semanales en el CCM de Provo se duplicó con creces en 2013 y 2014, lo que dio lugar a una expansión de residencias, operaciones y reuniones a un “campus al oeste” independiente compuesto de dos complejos de apartamentos alquilados. Y debido a que la asistencia combinada superó con creces el espacio disponible en el campus principal del CCM, los devocionales del martes por la noche se trasladaron (en inglés) al Marriott Center de BYU.

Los ensayos dominicales se realizaban por separado en el CCM y en un centro de reuniones del campus oeste, y el coro del CCM se reunió los martes por la noche para un breve ensayo general antes de las presentaciones devocionales. “Más de una vez llenamos toda la sección de gradas allí y luego pusimos un par de cientos más detrás de mí en el piso”, recordó Eggett, con números de coro que a veces superaban los 1500. “Esa fue toda una experiencia”.

merlin_1998088.jpeg

Los misioneros caminan hacia un devocional el martes, 11 de junio de 2013, mientras el anticipado “oleaje de verano” de 2013 se asienta en los dos campus del CCM de la Iglesia en Provo, Utah. Los funcionarios están encontrando formas creativas de acomodar a más de 4000 misioneros a la vez, incluso llevarlos a todos al Marriott Center de BYU para devocionales de todo el CCM.

Tom Smart, Deseret News

Durante los cierres por la pandemia, el coro de CCM cesó, y se utilizaron presentaciones pregrabadas como números musicales para los devocionales virtuales y reuniones para misioneros que realizaban capacitación en línea. Cuando el CCM de Provo reabrió sus operaciones regulares en junio de 2021, el coro pronto se reanudó, pero en pequeñas cantidades, lo que refleja el ajuste de menos misioneros que se capacitan en el lugar.

Aún así, los promedios de participación en el coro después de la pandemia llegaron al 75% de todos los que estaban en el CCM.

“Les dio tiempo para unirse”, dijo Eggett, recordando que incluso después de que la mayoría de los mandatos de máscaras faciales del CCM fueron removidos, se le pidió al coro que cantara con máscaras por un tiempo más, porque cantar se consideraba un super propagador de gérmenes.

merlin_2897169.jpeg

Los miembros del coro cantan delante del élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Lesa Stevenson, hablando en el devocional del Día de Acción de Gracias en el Centro de Capacitación Misional de Provo el jueves, 25 de noviembre de 2021, en Provo, Utah.

Shafkat Anowar, Deseret News

‘Elegido para cantar’

Una de las experiencias más memorables de Eggett con el coro del CCM tuvo lugar en 2013: una transmisión especial de liderazgo para toda la Iglesia llamada “La obra de salvación”(en inglés), con todo el Cuórum de los Doce Apóstoles asistiendo a la transmisión desde el Marriott Center. Un coro especial con 1000 misioneros del CCM y 1000 miembros locales de los consejos de barrio simbolizaría el poder de los miembros y misioneros trabajando juntos en el recogimiento de Israel.

La invitación a participar se extendió, y 2000 misioneros respondieron. Al informar al personal del Marriott Center de que había duplicado el número previsto, se le dijo a Eggett que la iluminación de la arena limitaba el coro a 1000 misioneros y 1000 miembros.

Él explicó el dilema a los líderes del CCM, quienes dijeron que en una reunión sacramental especial de todo el CCM el día del devocional del domingo por la noche, tendría que explicarles a los misioneros alguna manera de seleccionar a los 1000 participantes.

“Di una charla titulada ‘A veces eres elegido para no serlo’, sobre cómo el Señor a veces te llama a no ir”, recordó él. A pesar de que los 2000 habían memorizado las canciones, describió un sistema de permanencia en el CCM para ayudar a determinar los grupos participantes.

Después de la reunión, Eggett anticipó el rechazo de los misioneros que se habían preparado y tenían padres y familiares que planeaban asistir al devocional, algunos de los cuales venían de largas distancias. Lo que presenció, en cambio, fueron grupos de misioneros acurrucados, eligiendo entre ellos quiénes participarían y quiénes darían un paso atrás.

merlin_2033542.jpeg

Un coro de misioneros de tiempo completo y otros Santos de los Últimos Días ofrecen música para la “Transmisión de Liderazgo Mundial de La Obra de Salvación” en el Centro Marriott en el campus de la Universidad Brigham Young el domingo, 23 de junio de 2013.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Mientras pequeños grupos de misioneros seleccionados salían para caminar desde el CCM hasta el Marriott Center para ir a cantar, los que se quedaron los animaron en una muestra de apoyo. “Los animaron mientras caminaban. Fue tan increíble — habían tenido la oportunidad de salir en la televisión, de cantar para los apóstoles”, dijo Eggett, preocupado por el hecho de que se retiraran tantos, que él no pudiera llegar a los 1000 que necesitaba.

En el Marriott Center con los 1000 autoseleccionados, Eggett le dijo al director del evento que tenía otros 1000 parados afuera que habían memorizado la música y esperaban cantar, pero no lo harían porque los arreglos de iluminación restringían el número de misioneros.

“No me importa si están cantando en la oscuridad”, dijo el director del evento, y ordenó al personal que se acomodara ampliando los asientos y la iluminación como fuera posible, antes de dirigirse a Eggett, “Dígales a los otros 1000 misioneros que entren aquí, han sido elegidos para cantar”.

merlin_2104927.jpeg

Los miembros del consejo de barrio y de estaca, sus cónyuges, misioneros y otros miembros de la Iglesia asistieron a una sesión especial del Seminario para nuevos presidentes de misión de 2013, “La obra de salvación”. La sesión se originó en el Marriott Center de BYU en Provo, Utah, el 23 de junio, se transmitió por toda la Iglesia y se retransmitió.

Weston Colton

Lo que dicen los miembros del coro

  • “Creo que la música tiene una manera especial de traer el Espíritu. Puede conectar con todo el mundo de forma universal, independientemente del idioma”. — Hermana Rebecca Haines, Sterling Heights, Michigan, asignada a la misión Korea Seúl Sur
  • “Siento que mientras cantamos, estamos proclamando nuestro amor por Él y nuestro amor por el evangelio. Y me gusta aprender toda la doctrina y las lecciones sobre la fe que hay en estas canciones”. — Élder Jalen Manivanh, Porterville, California, asignado a la Misión Minnesota Minneapolis (de habla hmong [similar al chino])
merlin_2937917.jpeg

Un misionero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sostiene una partitura mientras canta un himno durante el discurso de la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Camille Johnson, en el Centro de Capacitación Misional en Provo, Utah, el martes, 30 de agosto de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

  • Me encanta que el hermano Eggett vincule [los mensajes de los ensayos sobre la música, el evangelio y las experiencias de la vida] con nuestras pruebas, así como con nuestras pruebas en la misión, y me encanta que sea muy alentador al respecto. Es muy fácil de entender para mí y para otros misioneros” — Hermana Turrie Vaine, Melbourne, Australia, asignada a la Misión Filipinas Bacolod (de habla Hiligaynon)
  • “Cantar en el coro realmente te ayuda a darte cuenta de lo que sientes acerca del Espíritu y el evangelio, y es una excelente manera de expresar tu amor por Dios”. — El élder Scott Jezik, Waunakee, Wisconsin, asignado a la Misión California Fresno (de habla hmong)
  • “Me enteré del coro [días antes de llegar] por un par de amigos, incluyendo uno que actualmente está en el CCM, y él dijo que le encanta. Y me encanta el coro, así que hay un lugar especial en mi corazón para cantar”. — Hermana Misty Spencer, Holbrook, Arizona, asignada a la Misión Idaho Idaho Falls 
merlin_2938745.jpeg

El director del coro del CCM, Ryan K Eggett, dirige el coro en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el martes, 6 de septiembre de 2022.

Adam Fondren, para Deseret News

 

 

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.