Menú
EN LAS NOTICIAS

La Iglesia y The Hunger Project trabajan juntos para acabar con el hambre en Ghana

Los pobladores en Ghana están aprendiendo a mantener mejor a sus familias a través de la capacitación en autosuficiencia

merlin_2934019.jpeg

Naomi Osabutey hace pan para su familia y para vender en su pueblo, después de recibir la capacitación de The Hunger Project. La financiación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ayudó con estos esfuerzos en Ghana, África.

The Hunger Project


Naomi Osabutey luchó para mantener a su familia de cinco hijos en su casa en Ghana, hasta que recibió capacitación de The Hunger Project (en inglés) [El Proyecto Hambre]. Ella aprendió a hacer pan, y ahora es la fuente principal de sus ingresos.

Patience Nugba-Yiyiava es agricultora en Ghana. Antes de recibir la capacitación, no veía la importancia de cultivar vegetales porque no veía ningún valor económico en su venta. Ahora ella puede decir que se puede ganar dinero en la producción de vegetales después de aprender a cultivarlos adecuadamente.

The Hunger Project es una organización sin fines de lucro con la misión de acabar con el hambre y la pobreza mediante estrategias sostenibles, de base y centradas en las mujeres. Creen que cada programa debe comenzar con las mujeres, movilizar a las comunidades e involucrar al gobierno.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está ayudando a financiar estos esfuerzos en Ghana. Megan Nykyforchyn-Clark, directora de desarrollo de nuevos negocios de The Hunger Project, le dijo a Church News sobre la colaboración.

“Estamos muy agradecidos por la inversión [de la Iglesia] que anima a los miembros de la comunidad como Naomi y Patience a ser más autosuficientes”, dijo. “Valoramos esta asociación y nuestros enfoques compartidos que invierten en la dignidad y la capacidad de las personas y las familias para cuidar de sí mismas y de sus hogares”.

merlin_2934021.jpeg

Patience Nugba-Yiyiava es una agricultora de Ghana, África, que se benefició de la capacitación de The Hunger Project. La financiación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ayudó con estos esfuerzos.

The Hunger Project

La mayoría de los pobres de Ghana viven en áreas rurales sin agua potable y muchos son agricultores a pequeña escala. Las granjas dependen de herramientas obsoletas y carecen de acceso a semillas y fertilizantes mejorados.

Los alimentos en Ghana son particularmente vulnerables a las crisis de precios, que a menudo pueden hacer que los productos básicos sean inasequibles, explicó la información del sitio web de The Hunger Project para Ghana (en inglés). La pandemia de COVID-19 también empeoró estas condiciones.

En su misión de terminar con el hambre crónica, The Hunger Project desarrolló e implementó un enfoque llamado Epicenter Strategy [Estrategia de epicentro] (en inglés). Esto reúne a un grupo de pueblos para crear un centro de movilización y acción comunitaria, con un edificio físico en el que puedan reunirse y comités elegidos para ayudar a implementar los programas.

El proceso permite a los pobladores diseñar un camino hacia su propio desarrollo y autosuficiencia, con una visión dirigida por la comunidad para cada epicentro. El objetivo es eventualmente operar con una ganancia.

The Hunger Project ha establecido 45 de estos epicentros en Ghana, llegando a 450 comunidades y una población de 350 000 personas. Hasta la fecha, 18 de esos 45 epicentros han alcanzado la autosuficiencia.

Wilson Yao Deh es presidente del Epicentro de Tokome. A través del proyecto, ha aprendido a utilizar las parcelas de su patio trasero para cultivar vegetales. Utiliza los productos para uso doméstico y para mejorar la salud de su familia.

Su historia es un ejemplo de lo que The Hunger Project — con el apoyo de la Iglesia, espera lograr — ayudar a hombres, mujeres y niños a llevar vidas saludables y plenas de autosuficiencia y dignidad.

merlin_2934017.jpeg

Wilson Yao Deh es presidente del Epicentro de Tokome en Ghana, África, un esfuerzo de The Hunger Project con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

The Hunger Project