Menú
EN LAS NOTICIAS

Presidenta Bonnie Cordon: Liderar con poder, promesa y santidad

En este artículo, la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, escribe sobre tres “tesoros espirituales” que ha recibido al aceptar llamamientos

Screen_Shot_2022_11_08_at_8.36.46_PM.jpg

Una mujer joven es apartada para un llamamiento. En este ensayo, la Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, escribe sobre lo que ha aprendido al ser apartada mediante las llaves del sacerdocio.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días


Presidenta Bonnie Cordon: Liderar con poder, promesa y santidad

En este artículo, la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, escribe sobre tres “tesoros espirituales” que ha recibido al aceptar llamamientos

Screen_Shot_2022_11_08_at_8.36.46_PM.jpg

Una mujer joven es apartada para un llamamiento. En este ensayo, la Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, escribe sobre lo que ha aprendido al ser apartada mediante las llaves del sacerdocio.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Nota del editor: Las presidentas generales de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes y la Primaria de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días escribieron ensayos para Church News sobre el acceso al poder del sacerdocio. El siguiente ensayo es de la presidenta Bonnie H. Cordon, presidenta general de las Mujeres Jóvenes.

Me llamaron como líder de la música en la Primaria por segunda vez y, aparentemente, no fui la única que recibió un nuevo llamamiento en nuestro barrio ese día.

Un miembro tras otro se puso de pie cuando se llamó su nombre. El obispo nos invitó a todos con optimismo a venir y ser apartados en su oficina después de las reuniones dominicales. No queriendo sobrecargarlo, me dije a mí misma: “No voy a ir a que me aparten. Esa bella bendición puede esperar. Le ahorraré un poco de tiempo al obispo para que pueda llegar a casa para la cena del domingo con su familia”.

merlin_2860967.jpeg

La presidenta general de las Mujeres Jóvenes Bonnie H. Cordon

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Nada podría salir mal.

Hasta que sucedió.

Lo que debería haber sido la memoria muscular como líder de música y “la facilidad que presenta la senda” (Alma 37:46) rápidamente se convirtió en mi piedra de tropiezo. Mientras luchaba, oraba y pedía ayuda, el Señor suavemente me dio un empujón espiritual.

“Bonnie, resulta que tengo una solución”. Con una sensación de quietud, un pensamiento llenó mi corazón: ¡no ha sido apartada! No ha recibido la autoridad del sacerdocio delegada para su llamamiento.

En la simplicidad y frecuencia de un apartamiento, podemos pasar por alto la importancia de esta ordenanza del sacerdocio, una ordenanza que literalmente nos aparta del mundo y nos autoriza para la obra del Señor.

El Señor dijo a Moisés y al profeta José: “Tengo una obra para ti” (Moisés 1:6). A Emma, ​​Él le dijo: “serás ordenada [o apartada] por su mano para explicar las Escrituras y para exhortar a la iglesia, de acuerdo con lo que te indique mi Espíritu” (Doctrina y Convenios 25:7).

Nosotros, tanto las mujeres como los hombres, somos apartados mediante las llaves del sacerdocio para actuar con la autoridad del sacerdocio como agentes autorizados del Señor para llevar a cabo Su obra con Su poder. El presidente Russell M. Nelson nos recuerda: “El Espíritu Santo será su tutor personal a medida que procuren comprender lo que el Señor quiere que sepan y hagan. ... ¿Qué podría ser más emocionante que trabajar con el Espíritu para comprender el poder de Dios, o sea, el poder del sacerdocio?” (“Tesoros espirituales”, Liahona, noviembre de 2019).

En última instancia, la fuente de todas las bendiciones y el poder es Dios, y nuestro acceso a ese poder es a través de nuestros convenios con Él. Como hijos fieles del convenio, no somos del mundo; somos Suyos, con acceso a Su poder mientras ayudamos a preparar al mundo para la segunda venida del Salvador. Oh, cómo atesoramos estos convenios.

Cuando agregamos un llamamiento a este fundamento del convenio, nuestra comprensión del poder de Dios se intensifica. Estos son solo tres de los muchos tesoros espirituales que han llegado a mi vida al aceptar llamamientos:

1. Poder divino: No subestimen el acceso que tenemos desde el cielo para pedir ayuda, bendiciones y entendimiento. El presidente Nelson declaró: “Hermanas, tienen el derecho a recurrir libremente al poder del Salvador” (“Tesoros espirituales”, Liahona, noviembre de 2019).

Al ser apartados en su llamamiento específico, pueden recurrir al Espíritu para que los guíen en su área de responsabilidad. Una joven apartada como presidenta de clase expresó: “¡La revelación parece más abundante cuando estoy sirviendo a los demás!”. Incluso cuando llega un relevo, su habilidad para escuchar al Señor cambiará para siempre.

2. Promesa: El Espíritu Santo no nos abrumará. Podemos abrumarnos a nosotros mismos, pero el Espíritu no nos abrumará. Los empujones constantes, esas pequeñas y sencillas ideas que surgen, solo mejorarán nuestra visión en nuestro llamamiento. A medida que actuamos sobre las impresiones e ideas, vemos que el poder de Dios es evidente en nuestras vidas. Se encontrarán sintiendo una nueva confianza en su llamamiento y en aquellos llamados a servir con ustedes.

3. Santidad: Los llamamientos pueden ayudar en nuestro progreso espiritual. Tendrán que dejar ir lo que no es digno de su tiempo o energía porque simplemente necesitarán adaptarse para dejar espacio a su llamamiento. “Algunas cosas que les parecen importantes ahora perderán prioridad. ... A medida que se embarcan y continúan este proceso de toda la vida de consagrar su vida al Señor, ¡los cambios en su perspectiva, sentimientos y fortaleza espiritual les sorprenderán!” (“Tesoros espirituales” Liahona, noviembre de 2019).

Nuestro Salvador Jesucristo no solo conoce el camino, sino que Él es el camino. Él anhela bendecirnos con Su poder a través de nuestros convenios y en nuestros llamamientos. La próxima vez que acepten una invitación para servir al Señor, los invito a ser los primeros en la fila para ser apartados. Cuando somos apartados y actuamos diligentemente en los privilegios y responsabilidades que se nos otorgan, Dios puede y creará en nosotros una mente más semejante a la de Cristo, un corazón más puro y un espíritu más noble. Todo lo que Él pide es nuestra voluntad de servir fielmente (“¿Qué significa exactamente cuando estamos apartados para un llamamiento de la Iglesia?” (en inglés) por Ronald D. Maines, Ensign, febrero de 1992).


Los cielos están tan abiertos para las mujeres que están dotadas con el poder de Dios que emana de sus convenios del sacerdocio como para los hombres que poseen el sacerdocio, dijo el presidente Russell M. Nelson durante la sesión de mujeres de la conferencia general de octubre de 2019.
confsatwomen.cit_cp_007_toned.jpeg

El presidente Russell M. Nelson, al centro, saluda a la multitud después de la sesión de mujeres de la Conferencia General Semestral número 189 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el sábado 5 de octubre de 2019. Detrás de él están el presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia, a la izquierda, y el presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia, y a la derecha está la hermana Wendy Nelson, esposa del presidente Nelson.

Colter Peterson, Deseret News


“Ruego que esa verdad se grabe en el corazón de cada una de ustedes, porque creo que les cambiará la vida. … me gustaría dejarles una bendición, de que puedan comprender el poder del sacerdocio con el que han sido investidas y que aumenten ese poder ejercitando su fe en el Señor y en Su poder”.

Hablando durante la sesión de mujeres de la Conferencia General Semestral N° 189, el presidente Nelson abordó el tema “Tesoros espirituales”. Apenas tres días después de anunciar un cambio de política histórico que permite a mujeres, jóvenes y niños servir como testigos de las ordenanzas bautismales y de sellamiento realizadas dentro y fuera de los templos, el presidente Nelson se dirigió a las mujeres sobre el poder del sacerdocio, los convenios y los templos sagrados.

El presidente Nelson invitó a las mujeres Santos de los Últimos Días a estudiar en oración todas las verdades que puedan encontrar sobre el poder del sacerdocio. “Conforme aumente su comprensión y ejerzan fe en el Señor y en el poder de Su sacerdocio, aumentará su capacidad para recurrir a ese tesoro espiritual que el Señor ha puesto a su alcance. Al hacerlo, se encontrarán en mejores condiciones para ayudar a crear familias eternas que estén unidas, selladas en el templo del Señor y llenas de amor por nuestro Padre Celestial y Jesucristo”.

En 2020, en un esfuerzo por ampliar la invitación del Profeta para que las mujeres busquen una comprensión del poder del sacerdocio, Church News se unió a las presidencias generales y los consejos asesores de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes y la Primaria para crear una serie de artículos que comparten historias personales, experiencias y pensamientos sobre el poder del sacerdocio.

Estos artículos se pueden encontrar en la sección “Mujeres del Convenio” del sitio web de Church News.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.