Menú
EN LAS NOTICIAS

¿Por qué es importante la libertad religiosa? ‘Consideren dónde estaría la sociedad… si no tuviéramos libertad religiosa’, dice el presidente Oaks

“La representación más efectiva de la libertad religiosa es una representación que defiende a las personas de fe o sin fe”, dijo el presidente Oaks en la Cumbre de Libertad Religiosa de Notre Dame de 2022

merlin_2932387.jpeg

Los turistas caminan por el Vaticano en Roma el jueves, 21 de julio de 2022.

Jeffrey D. Allred, Deseret News


La siguiente es la primera parte de una serie de tres partes. La segunda parte tratará sobre la libertad religiosa en el centro de lo que significa ser humano. La tercera parte incluirá una entrevista con el presidente Dallin H. Oaks.

ROMA, Italia — Cuando era un joven profesor de derecho en la Universidad de Stanford, G. Marcus Cole tomó un periódico y notó en la portada una fotografía de un grupo de monjas con hábitos. Él no había visto monjas católicas con hábitos desde que era joven; y eso despertó su interés.

Las monjas habían sido abordadas por un grupo de mujeres jóvenes que querían unirse a su orden y ellas no tenían suficiente espacio en su convento. Así que contrataron a un arquitecto para que hiciera los planos para la expansión del convento y los presentaron a la Junta de Supervisores del Condado de San Mateo (California).

“Cuando el condado de San Mateo miró los planos del arquitecto, su respuesta no fue aprobar o desaprobar la expansión del convento”, recordó Cole. “Su respuesta fue: ‘Este espacio, esta tierra, es demasiado valiosa para desperdiciarla en la oración’”.

El condado compró la tierra por dominio eminente y se la entregó a un promotor inmobiliario.

Cole estaba indignado.

“Si no han pensado seriamente en la libertad religiosa, o si se preguntan por qué es importante, permítanme animarlos a pensar a dónde conduciría la ausencia de libertad religiosa a la sociedad” — Presidente Dallin H. Oaks

Él trató de encontrar a alguien que los ayudara, pero no pudo. “Yo era un abogado de negocios. No pensé que estaba equipado para poder identificar problemas de libertad religiosa o trabajar en ellos”.

Aún así, la historia se quedó con él. Y cuando se convirtió en decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Notre Dame, se comprometió con la protección de la libertad religiosa para todos.

Es su pasión.

“No soy un erudito constitucional. No soy un erudito de la Primera Enmienda. Me apasiona esto porque soy simplemente una persona de fe. Creo que Jesucristo es mi Señor y Salvador. Creo que Él me ha puesto aquí por una razón. Y tal vez parte de esa razón es ayudar a hacer que el mundo sea seguro para que otras personas también lo acojan”.

Preservar la libertad religiosa

Cole y otros líderes religiosos se reunieron en la Cumbre de Libertad Religiosa de Notre Dame de 2022 en Roma, Italia, en julio para discutir la necesidad de preservar, proteger, restaurar y defender la libertad religiosa en los Estados Unidos y en todo el mundo.

“Si no han pensado seriamente en la libertad religiosa, o si se preguntan por qué es importante, permítanme animarlos a pensar a dónde conduciría la ausencia de libertad religiosa a la sociedad”, dijo el presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

“Consideren dónde estaría la sociedad, dónde estarían nuestras vidas, dónde estaría nuestra religión, si no tuviéramos libertad religiosa. Si no tuviéramos libertad religiosa, no tendríamos derecho a elegir en qué creer, el derecho a elegir en qué actuar, el derecho a elegir qué hacer debido a sus creencias.

“¿A dónde conduciría la ausencia de esos derechos? Piensen en eso.

merlin_2931929.jpeg

El presidente Dallin H. Oaks, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante la Cumbre de Libertad Religiosa de Notre Dame en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, el miércoles, 20 de julio de 2022.

Jeffrey D. Allred, Deseret News

Libertad religiosa en todo el mundo

El presidente Oaks pronunció un discurso de apertura durante la cumbre, en el que pidió “un esfuerzo global para defender y promover la libertad religiosa de todos los hijos de Dios en todas las naciones del mundo”.

En una entrevista antes de dar su discurso, el presidente Oaks dijo: “La representación más efectiva de la libertad religiosa es una representación que defiende a las personas de fe o sin fe. La libertad religiosa no es solo el derecho a creer, es el derecho a llevar nuestras creencias a la acción. Y también es el derecho a reunirse para tener organizaciones que enseñan y defienden los principios religiosos que benefician a la sociedad en su conjunto”.

El presidente Oaks, ex juez de la Corte Suprema de Utah, fue homenajeado en 2013 por el Fondo Becket para la Libertad Religiosa con la Medalla Canterbury de la organización por “valor en la defensa de la libertad religiosa”.

Libertad fundacional

Durante una entrevista con Church News, Cole calificó el discurso del presidente Oaks como magnífico.

“Parte de lo que él comunicó fue que el tiempo para enfocarse en las diferencias doctrinales entre denominaciones ya pasó”, dijo Cole.

“Tenemos que reconocer que todos tenemos una unidad de espíritu cuando se trata de amenazas a la libertad religiosa, y que las diferencias doctrinales no pueden importar cuando se trata de oponerse a esa amenaza, porque nos amenaza a todos. Y amenaza no solo nuestra libertad de religión, sino que amenaza todas las libertades que apreciamos”.

merlin_2934129.jpeg

El decano de la Facultad de Derecho de Notre Dame, Marcus Cole, da un discurso de apertura en la Cumbre de Libertad Religiosa de la Facultad de Derecho de Notre Dame de 2022 en Roma, el 20 de julio de 2022.

Matt Cashore, proporcionado por la Universidad de Notre Dame

La libertad de religión es fundamental, incluso para aquellos que no son personas de fe, dijo Cole. “Una de las primeras cosas que tenemos que hacer es desvincular la libertad de religión de las guerras culturales”, dijo él. “Tenemos que explicarle a la gente por qué es esencial para nuestra existencia cotidiana en nuestra vida diaria”.

La libertad religiosa es el fundamento de todas las libertades, continuó él. “Pero desafortunadamente, no estamos haciendo la conexión, al menos en la sociedad estadounidense, entre la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de religión”, dijo. “La libertad de religión, la libertad de conciencia, son necesarias para que podamos disfrutar de las otras libertades que tenemos”.

La pandemia de COVID-19 expuso cuán vulnerables son la fe y las personas de fe, ya que los grupos religiosos fueron objeto de una regulación discriminatoria, dijo él. “Las personas de fe son particularmente vulnerables en una crisis, precisamente porque hay grandes segmentos de la población que no aprecian el papel que la fe desempeña en nuestra vida pública”.

El primer derecho humano

Nury Turkel, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de EE. UU., dijo que hablar en contra de la persecución religiosa, “tomar medidas para proteger las libertades religiosas, aquí en casa y en todo el mundo”, es coherente con los valores de los Estados Unidos de América.

La libertad religiosa es el primer derecho humano del pueblo estadounidense, señaló él.

“Preocuparnos por la libertad religiosa, hablar en contra de la represión religiosa y forzando y presionando a nuestros funcionarios gubernamentales para que hagan lo correcto nos hace estadounidenses. Esto es lo que hacemos”.

Cuando se les deja a las personas practicar su religión, se crea una “sociedad armoniosa, una sociedad pacífica, una sociedad tolerante”, dijo él.

Turkel dijo que se sintió conmovido por el mensaje del presidente Oaks, que pidió esfuerzos globales para “defender y promover” la libertad religiosa. El mensaje resonó en muchos y debe ser repetido, dijo. “La libertad religiosa es tan querida y cercana a muchas personas”, dijo él, y señaló que aquellos que han sido objeto de persecución religiosa también necesitan aprender sobre las experiencias de otras personas.

Un problema mundial

Thomas B. Griffith, ex juez federal de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia y Santo de los Últimos Días, enfatizó que la libertad religiosa es un problema global. “La libertad religiosa es un concepto que es frágil en las mejores circunstancias, y no estamos en las mejores circunstancias”.

Haciendo referencia al llamado del presidente Oaks a la libertad religiosa global, Griffith dijo: “Si uno observa las métricas para determinar si la libertad religiosa es saludable o no en todo el mundo, no es saludable”.

Hay pocos temas para las personas de fe que deberían ser más importantes que la libertad religiosa, continuó él. “Nosotros, los estadounidenses, podemos no estar conscientes de cuán frágil es esta libertad y cómo necesita ser defendida por personas de fe, por personas sin fe. Es una cuestión de conciencia; es una cuestión de libertad de pensamiento”.

merlin_2931925.jpeg

El presidente Dallin H. Oaks, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla con el Dr. Cornel West, profesor de filosofía y práctica cristiana Dietrich Bonhoeffer, Union Theological Seminary, durante la Cumbre de Libertad Religiosa de Notre Dame en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma el miércoles, 20 de julio de 2022. En el centro está Robert P. George, profesor de jurisprudencia y profesor de política de la Universidad de Princeton.

Jeffrey D. Allred, Deseret News