Menú
EN LAS NOTICIAS

Oración, estudio y fe: Cómo las personas están respondiendo a la invitación del presidente Nelson de fortalecer su testimonio

Las personas inmediatamente comenzaron a responder la pregunta del profeta, ‘¿De qué manera estás haciéndote cargo de tu testimonio?’

merlin_2923423.jpeg

El presidente Russell M. Nelson, presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante un devocional mundial para jóvenes adultos en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el domingo, 15 de mayo de 2022.

Mengshin Lin, Deseret News


Una avalancha de respuestas llegó después de que el presidente Russell M. Nelson invitó a las personas a compartir con él cómo se están haciendo cargo de sus testimonios.

El presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días hizo la invitación en sus canales de redes sociales, escribiendo:

“El mes pasado los invité a que “se h[icier]an cargo de su propio testimonio”. Por favor, comparte conmigo qué pasos estás dando para lograrlo. ¡Espero ansioso a que me inspires!”

Las respuestas incluyeron temas de estudio de las Escrituras, la oración, el ayuno, una mayor asistencia al templo, el estudio de los discursos de las conferencias, el servir a los demás, el compartir testimonios, el santificar el día de reposo y el no escuchar las influencias mundanas.

Dentro de estas respuestas hubo ejemplos más específicos, como una oración más sincera, una oración con propósito, orar con más frecuencia, orar por un determinado límite de tiempo, orar a una hora determinada cada día y orar durante el día.

En Facebook, Becky Struppeck Everton escribió: “Estoy tratando de tener más propósito en la oración. Estoy tratando de orar con más frecuencia y ser más agradecida en lugar de limitarme a pedir cosas. También quiero tener más conversaciones con mi Padre Celestial porque sé que Él quiere que le abra mi corazón. También le digo lo que he aprendido acerca de mi Salvador y lo que quiero aprender más acerca de Él”.

Scott Miller tuiteó: “Elegí orar dos veces al día. Estudiar las Escrituras diariamente. Asistir activamente a las reuniones de la Iglesia. Pagar el diezmo. Asistir al templo. Ser intencional al vivir el Evangelio, guardar los convenios y los mandamientos”.

Las respuestas sobre el estudio incluyeron escuchar o leer un discurso de la conferencia general todos los días, leer las Escrituras a primera hora de la mañana, estudiar “Ven, sígueme” por la noche, leer “Santos, tomo III” y otros materiales del Evangelio, meditar o reflexionar sobre un pasaje de las Escrituras antes de acostarse y seguir las notas al pie de página de los pasajes de las Escrituras y los discursos.

chicago_family_scripture_study.jpeg

Los miembros de la familia se sientan juntos para leer las Escrituras.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Algunas personas explicaron que van al templo con más frecuencia — con otras personas o solos. Otros se han convertido en obreros del templo. Adolescentes y jóvenes adultos escribieron sobre las bendiciones que ven al asistir a las clases de seminario e instituto.

Hailey Burt escribió: “Desde que llegué a casa de mi misión hace un mes, reservo tiempo para hacer un estudio personal todas las mañanas, aunque solo sean 15 minutos. ¡También me convertí en una obrera del templo y por eso voy al templo todas las semanas!”.

Kelly Ortman escribió que tiene como meta “hablar con el Señor todas las mañanas antes de hablar con cualquier otra persona. Leo mis escrituras y ‘Ven, sígueme’ antes de cualquier red social. He descubierto que mi testimonio crece al poner al Señor primero”.

Escuchar fue un tema para algunas respuestas. Rachel Russell Teran escribió en Instagram que se dio cuenta de que “cuando voy a la fuente correcta, mi testimonio aumenta. Cuando confío en las voces del mundo, todo lo que siento es confusión y frustración. Así que siempre leo todo a través de los lentes de la verdad y del evangelio y ha cambiado todo. Mi discernimiento es mejor, mi fe es más fuerte y mi testimonio permanece sólido”.

En esa misma línea, muchas personas respondieron que han visto que sus esfuerzos surten efecto. Notaron que sus testimonios se fortalecían a medida que seguían al profeta, reconocían la mano del Señor en sus vidas y actuaban de acuerdo con sus impresiones. 

young_woman_praying.jpeg

Una joven se arrodilla en oración.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Ryan Anderson respondió en Twitter (en inglés): “Elijo creer. Elijo dejar que Dios prevalezca. Elijo escuchar Su voz. Elijo amar, servir y ministrar”.

Muchos dijeron que al compartir su testimonio con los demás, sintieron que se fortalecía.

El presidente Nelson señaló cuatro formas de construir un testimonio en un devocional mundial desde el Centro de Conferencias el domingo, 15 de mayo.

“Practiquen la oración humilde, sincera y diaria. Nútranse con las palabras de los profetas antiguos y modernos. Pídanle a Dios que les enseñe cómo escucharlo mejor. Dediquen más tiempo a ir al templo y a la obra de historia familiar”.

El presidente Nelson ofreció esta promesa: “Al hacer de su testimonio su prioridad mayor, observen cómo se producen milagros en sus vidas”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.